Einstein sigue triunfando desde el más allá

 

Einstein, el científico más genial de todos los tiempos sigue triunfante con la teoría de la gravedad. Un nuevo estudio revela, que incluso a grandes distancias, la teoría de la relatividad general es cierta.

La teoría de la relatividad general se enmarcó en una región que abarca una distancia galáctica de 6.500 años luz. Además, los investigadores probaron con precisión la teoría mediante el estudio de sus efectos en el sistema solar. Se sabe que los experimentos en escalas más grandes son más difíciles, sin embargo, la nueva prueba fue un triunfo a pesar de las grandes distancias.

Si observamos la teoría de la relatividad general de Einstein; la fuerza de la gravedad es el resultado del espacio tiempo de deformación de la materia.

En el estudio, el equipo científico observó cómo la luz de una galaxia lejana se dobló debido a la deformación, cuando la luz pasaba por una galaxia intermedia, mientras viajaba hacia la Tierra.

Descubriendo las evidencias

La galaxia más cercana, conocida como ESO 325-G004 y ubicada a unos 450 millones de años luz de la Tierra, distorsionó la imagen de la galaxia distante en un anillo, como una versión cósmica de los espejos situados en las ferias de diversión.

Compilando los datos de las observaciones de luz distorsionada, los científicos calcularon la masa de ESO 325-G004. Luego compararon la medición con una segunda estimación de masa. Las dos mediciones estuvieron de acuerdo, la teoría de Einstein quedaba nuevamente validada.

Hasta ahora, Einstein reina como científico supremo. Albert Einstein fue un físico alemán de origen judío y considerado el científico más conocido y popular del siglo XX. En 1905, cuando era aún desconocido, empleado en la Oficina de Patentes de Berna, publicó su teoría de la relatividad especial.

En ella incorporó, postulados físicos sencillos, conceptos y fenómenos estudiados antes por Henri Poincaré y por Hendrik Lorentz.