El ciberdelito: una práctica cada vez más común

El ciberdelito llega a nuestros hogares para alojarse donde menos lo esperamos, convertido en una amenaza de grandes proporciones y poco legislada donde miles de usuarios están conectados a Internet a través de portátiles, smartphones y tablets.

El ciberdelito grande o pequeño es una de las actividades ilegales más rentables, presentándose como delitos puntuales, a través de un virus que robe su información personal, delitos recurrentes, pornografía infantil u organizar actividades terroristas.

Los ciberdelitos son punibles al igual que los delitos en el mundo físico pero lo cierto es que según algunos especialistas como Alejandra Wade, directora del Consejo Cívico de Instituciones de Coahuila; se cree que México no tiene regulación en materia de ciberdelitos; existen y tienen una penalización pero hace falta un esfuerzo en la capacitación de ministerios públicos, de la defensoría y de los jueces, para poder conservar y recibir como pruebas aquello que se genere a través de medios digitales.

Es necesario adecuar la legislación actual al uso de la tecnología y formar en este ámbito a abogados, policías de investigación, ministerios públicos para saber cómo actuar frente a un ciberdelito.

La ley penal mexicana incluye una diversidad de delitos que se encuentran debidamente tipificados y sancionados de forma separada a si se cometen físicamente o en el mundo digital

Los cinco ciberdelitos más comunes

  1. Phishing

El phishing es el método que un cibercriminal utiliza para obtener información personal de un usuario de computadora. Se realiza a través de sitios web diseñados para imitar a un sitio legítimo; los usuarios desprevenidos entran con varios bits de informaciones personales que son captadas por los Hacker.

  1. Robo de Identidad

Si un cibercriminal consigue acceso a su tarjeta de crédito o cuenta bancaria puede utilizar esa información para hacer compras en su nombre. El robo en el mundo virtual es mucho más fácil para los delincuentes.

  1. Ciberacoso

En íntima relación con su estilo de vida social, a través de una red social como Facebook, Twitter o Instagram. Se puede dar mediante amenazas por correo electrónico, mensajería instantánea o a través de la red social.

  1. Acecho Cibernético

También llamados Cyberstalkers que tratan de controlar la actividad en la red de una persona. Son conocidos por acosar a sus víctimas continuamente. Estos casos son fácilmente denunciables.

  1. Invasión de privacidad

Literalmente cuando alguien entra sin permiso en la vida personal de un individuo. Invadir la computadora, leer los correos electrónicos son las prácticas más habituales.