Categories
Información

Fallas en SPEI: Mal de muchos…

 

Los ciberataques al sistema bancario mexicano resultaron una sorpresa en un sistema financiero que es de los más seguros de América Latina, pero que en los estándares internaciones aún tiene mucho trecho por mejorar. Pero no es un caso aislado, y el Fondo Monetario Internacional advierte que en un ciberataque masivo, hasta el 50% de los fondos bancarios mundiales podrían desaparecer.

fmi y ciberataques
El FMI advierte sobre las consecuencias de los ciberataques

Chritine Lagarde, Directora del Fondo Monetario Internacional, FMI, dio a conocer que los Ciberataques al sistema financiero en la actualidad se apropian aproximadamente del 9% de las ganancias de los bancos a nivel mundial, lo que equivale a unos 100 mil millones de dólares.

Considera que de duplicarse esta cifra, en un solo año podría haber pérdidas de hasta 350 mil millones de dólares anuales, y un ataque masivo podría provocar la pérdida de hasta la mitad de los ingresos de la banca mundial.

Informa que el análisis cuantitativo de riesgo cibernético es una materia que está en una etapa temprana de desarrollo, por lo que muy pocas aseguradoras manejan este tipo de riesgos, del que estima que sólo se invierten 3 mil millones de dólares en primas de riesgo cibernético y la mayoría de las instituciones no cuentan con un seguro de este tipo.

También considera que los gobiernos deben contribuir a la recopilación de información coherente y completa. Esto en el marco de que, según su análisis, las instituciones bancarias afectadas se niegan a dar información sobre los ciberataques, debido principalmente al temor de una pérdida de confianza y reputación.

Desde 2015 se han dado ataques al sistema bancario que han tenido diversas repercusiones. Uno de los más sonados, fue la protesta contra los bancos griegos, en 2015, en que dirigieron un ataque de tipo DDos contra tres bancos, y exigían un rescate en bitcoins, para liberarlos.

En 2016 se dio un ataque cibernético en Bangladesh, con lo que sustrajeron 81 millones de dólares a un banco de esta nación, a través de su servidor de correo electrónico, sistema de correo que es utilizado por más de 11,000 bancos e instituciones alrededor del mundo.

En 2017 se dio un ataque a bancos Polacos y posteriormente en América Latina, con el que se redirigía a los usuarios bancarios desde la página de sus bancos, a otras páginas clonadas, para robarles su información.

También en 2017 se realizó un ataque al sistema de transferencias internacionales SWIFT, por el que en Rusia se robaran alrededor de 6 millones de dólares, mientras se produjeron ataques similares a un banco de India y a la del Banco de Bangladesh en el Banco de la Reserva Federal de Nueva York.

Después de los ataques al sistema SPEI en México, en el mismo mes de mayo, el día 24, el sistema bancario de Chile sufrió un ciberataque que afectó al Banco de Chile, de donde se sustrajeron alrededor de 10 millones de dólares, que fueron transferidos a cuentas de Hong Kong.

En el momento del ciberataque, la institución desconectó alrededor de 9 mil equipos por un ataque de virus, que sirvió como distracción para hacer las transferencias mientras se desinfectaban los equipos.

Como consecuencia de este ataque, el gobierno chileno solicitó asistencia técnica al FMI para modernizar sus protocolos de seguridad cibernética, que apoyaría al grupo de trabajo formado por el Ministerio de Hacienda y las instituciones financieras.