Día Mundial de la Meningitis

La Organización Mundial de la Salud, estableció el 24 de abril como el día mundial de la Meningitis, durante el cual se realizan campañas sobre las causas y consecuencias de esta enfermedad, así como su tratamiento.

Esta enfermedad es de origen infeccioso, causada por microorganismos, virus o bacterias, que afectan las membranas que envuelven el cerebro y el sistema nervioso central.

Nuestro cerebro, el cerebelo y la médula espinal, que en su conjunto forman el sistema nervioso central, se encuentran protegidos por unas membranas llamadas meninges. Las meninges evitan que las delicadas estructuras del sistema nervioso tengan contacto directo con los huesos del cráneo y la columna vertebral. Esta estructura está formada por varias capas: la piamadre, que tiene contacto con el cerebro, y es la que contiene los vasos sanguíneos con que se alimenta. La aracnoides es la capa intermedia, que contiene vasos sanguíneos más grandes, que se distribuyen a la piamadre. Entre la piamadre y la aracnoides, existe un espacio lleno de líquido, el líquido cefalorraquídeo, que protege al sistema nervioso de los golpes como si fuera una almohada, absorbiendo la fuerza. La capa más externa es la duramadre, que tiene contacto con los huesos del cráneo y de la columna vertebral. Entre la aracnoides y la duramadre también existe un espacio que está lleno de líquido cefalorraquídeo.

Estas membranas pueden ser afectadas por procesos infecciosos causados por virus o por bacterias. Esta infección es conocida como meningitis.

Las meningitis de origen viral son más comunes durante la infancia, principalmente entre los 0 y los 5 años. En los adultos predominan las meningitis bacterianas.

La meningitis provoca que se inflamen las membranas, y en sus primeras horas, produce síntomas muy semejantes al resfriado común, por lo que puede pasar desapercibida.

Algunos síntomas que pueden dar un indicio de meningitis, pueden ser la rigidez de la nuca, dolor de cabeza e intolerancia a la luz (fotofobia). Conforme avanza la infección puede producirse somnolencia, irritabilidad e inconsciencia. La meningitis puede provocar la muerte de una persona incluso en un periodo de 24 horas.

Uno de los medios diagnósticos para detectar la existencia de meningitis es la punción lumbar, en la que se introduce una aguja con la que se toma una muestra del líquido cefalorraquídeo en la parte baja de la columna vertebral, donde termina la espina dorsal.

El tratamiento varía dependiendo de la causa. En el caso de la meningitis de origen viral, los medicamentos indicados serán los antivirales. Si es bacteriana, se darán antibióticos contra los meningococos, utilizándose en algunas ocasiones el llamado tetravalente, que actúa contra varios tipos de estas bacterias.

Cada Gobierno y equipos de salud, difunden este día campañas para la prevención, atención, diagnóstico oportuno y tratamiento de la meningitis, pues cuando el tratamiento adecuado es proporcionado a tiempo, es casi segura la supervivencia.