El museo Soumaya: Un museo más incluyente

El museo Soumaya realizó una charla sobre la inclusión de las personas que tienen alguna “discapacidad” ya sea auditiva, visual o mental.

La misión del museo como se mencionó en la plática, se trata de ser inclusivo con todo tipo de personas, sin importar la condición en la que se encuentren, procurando así tener un ambiente más abierto para todos.

Durante el inicio de la plática se hizo una introducción para hacer consciencia de las problemáticas que tienen día a día, las personas que presentan alguna discapacidad, donde se dio un ejemplo de que muchas veces si llega alguien con un problema visual al museo, muchas veces la misma familia excluye a su pariente porque “no puede ver” y por lo tanto no podrá “disfrutar” el recorrido.

Por lo que a veces es necesario un recorrido especial por parte de los empleados del museo y esto es de lo que trata precisamente la plática, de hacer que todos puedan disfrutar de la misma manera, no solo de una visita al museo, si no todas las acciones que se llevan día a día, ya sea ir a la escuela, salir a comprar a algún establecimiento, entre otras.

También se desmitificaron algunas premisas populares, con algunas explicaciones, como

  • Las personas sordomudas no existen, o al menos son muy escasas en números, ya que solo son personas sordas (personas con discapacidad auditiva), pero que si pueden articular palabras a menos que tuviera un problema en su garganta o esófago.
  • A una persona ciega no se le debe denominar como “invidente” ya que no es un término correcto aunque sea muy comúnmente utilizado, solamente es una persona con discapacidad visual.
  • Una persona que usa silla de ruedas, no se le debe decir “invalido”, “minusválido” o “paralitico” ya que son etiquetas erróneas, que dan a entender que por su situación “valen menos”, lo correcto solamente es llamarlos como usuarios de sillas de ruedas.

A mi parecer, hacer estas pláticas por parte del museo Soumaya sobre inclusión, son muy útiles para conocer a las personas que se encuentran en este tipo de situación y es un gran avance para mejorar la convivencia que tenemos con ellos, ya que muchas veces al no entender su situación, muchos de ellos se ven sujetos a burlas o discriminación de muchos tipos.

Así como también, en México aún no se cuenta con las instalaciones adecuadas para muchos de estos individuos, haciéndoles más difícil su forma de vivir cada día, por ejemplo, la falta de rampas para personas usuarias de sillas de ruedas en edificios, tiendas departamentales y banquetas.

Por lo tanto, si tú conoces a alguien así abre tu mente y no lo excluyas, ni discrimines. Es necesario hacer ese cambio de mentalidad para mejorar nuestra sociedad y que cada vez podamos convivir de manera más civilizada y sobretodo con más armonía.

 

Dexter Castillo