El verde de Cuarón

…a su ahora pareja sentimental; Sheherazade Goldsmith le llaman “La Diosa Verde”…

La primera vez que me di cuenta de la saturación de color verde en una película fue con Great Expectations, cabe aclarar que yo no fui al cine a verla salió en 1998, recuerdo que tenía que hacer un análisis semiótico, cuando estudiaba la licenciatura, como toda tarea grupal, hacer un trabajo era sinónimo de pachanga, esta vez no fue la excepción, pero la película nos atrapó desde el primer momento, me parece que Cuarón tiene esa cualidad, captar la atención desde el inicio de sus filmes.

Hasta hace unos días que desayuné con un amigo y como siempre sucede cuando me  tocan el tema Harry Potter, me dan cuerda, me preguntó si en el Prisionero de Azkaban, se notaba el toque Cuarón, yo pensando en la inclusión de algunos elementos de la cultura mexicana, le respondí que sí, pero me dijo, no me refiero a eso, ¿Cuál es la característica de las películas de Alfonso Cuarón?, caramba me encanta el cine y no sabía a qué se refería, la respuesta era evidente;  ¡el verde!, caí en cuenta que Grandes Esperanzas era de nuestro afamado director.

No es un secreto que todo comenzó con el largometraje Sólo con tu pareja, cuando la actriz mexicana Claudia Ramírez era justamente su compañera de vida, 20 años juntos debieron marcar en algo su carrera de director, comenzaron a pintar la casa hasta llegar al color verde del cual nunca se desprendió, cada quien le da su propia interpretación, como la esperanza del ser humano, pero la verdad es tan trillada y simple, de primer momento pensé que era en honor al tono de ojos de la actriz.

Me di a la tarea de ver por enésima vez Harry Potter y el Prisionero de Azkaban, para reconocer el sello de nuestro aclamado cineasta, efectivamente los paisajes, arbustos, resaltan un verde más intenso que en el resto de la saga, el gris es verdoso, cuando lo analizas desde esa óptica, lo que me encanta, encuentras a Cuarón en muchos aspectos de la película y aunque la crítica Potterhead comentó que era de las adaptaciones que menos reflejaban la esencia del libro, el buen Alfonso recibió solo elogios de la mismísima J.K. Rowling.

Y bueno, como para no desentonar, a su ahora pareja sentimental; Sheherazade Goldsmith le llaman “La Diosa Verde” pero el apelativo no le llegó después del verdoso Cuarón, coincidencias de la vida, la hija del millonario británico Richard Branson, ex modelo, políglota,  es llamada así por la prensa inglesa debido al importante aporte en la defensa del medio ambiente, así que la inspiración del esmeralda le viene al multigalardoneado por todas partes.

¡Diría Federico García Lorca: Verde que te quiero verde!