Categories
Información

Fraudes bancarios: Vishing

 

La CONDUSEF advierte que en lo que va de 2018, se ha puesto en marcha un nuevo sistema de fraudes bancarios en contra de usuarios de la banca, principalmente del Bancomer, llamado Vishing, que es una variante más temeraria del phishing.

vishing
En el vishing, un falso representante bancario lo guía para proporcionar sus datos personales

En este tipo de fraude el usuario proporciona voluntariamente su información bancaria a otra persona, a partir de mensajes detexto.

¿Qué es el vishing?

El vishing es una variante del phishing, en la cual, llega un mensaje de texto o incluso una llamada telefónica, en la que se informa que existe un cargo indebido en su tarjeta, preguntando si reconoce el cargo.

Al responder “no” al mensaje, redirige a una página falsa, en el caso de Bancomer, bancomercancelacionesmx.com y se recibe la guía de un supuesto empleado del banco, que guía en el proceso.

Les solicitan los datos bancarios: número de tarjeta y/o cuenta, NIP, correo electrónico, número CVV, nombre del titular, entre otros, que deben ir ingresando en la página.

En el caso de otras llamadas, es el propio empleado falso quien va recopilando los datos que le son proporcionados por el tarjetahabiente.

Cuando han recopilado todos los datos de su víctima, le dicen que el cargo fue cancelado correctamente y puede seguir usando su tarjeta.

Horas o días después, los afectados se dan cuenta de que en su cuenta existen realmente cargos no realizados por ellos, en general por varias decenas de miles de pesos o incluso por la totalidad de su crédito disponible.

¿Qué hacer para evitarlo?

La CONDUSEF ha advertido sobre llamadas provenientes del número (55) 6699 5870; sin embargo, también pueden provenir de otros números aún no detectados.

Si recibimos una de estas llamadas en las que nos informan sobre estos cargos irregulares o no reconocidos, pongamos cualquier pretexto para llamar más tarde o definitivamente colguemos el teléfono.

Después de esto, debe comunicarse de inmediato a los números oficiales de su banco o acuda a sucursal, indique al personal bancario el motivo por el que le llamaron y el número del que proviene la llamada.

En el caso de mensajes, los mensajes bancarios tienen como remitente un número recortado, mientras que la mayoría de los mensajes fraudulentos tienen un número telefónico completo. Identifique el número de mensajería de su banco. Pero esto no es absoluto, ya que el fraude también podría usar números cortos.

Si el mensaje contiene alguna dirección de correo o dirección de página a la que deba contactar, no entre a la página a la que lo redirigen, y acuda a su banco a verificar la información.

¿Qué hacer si ya fui víctima de vishing?

Después de cualquier llamada con este tipo de características, llame o acuda a su banco para verificar si la llamada fue auténtica.

Si la llamada es fraudulenta, solicite de inmediato a su banco el bloqueo de su tarjeta y el desconocimiento de todas las transacciones realizadas a partir de la hora en que recibió la llamada.

Solicite a su banco una nueva tarjeta y un cambio de NIP, para proteger su cuenta.

También puede preguntar en su banco para hacer llegar los números de origen de las llamadas y mensajes fraudulentas a la CONDUSEF.