Categories
Información

La radiografía a color ya es realidad

 

Una compañía de Nueva Zelanda ha desarrollado una tecnología que permite obtener radiografías a color y tridimensionales. Al implementarse esta tecnología en unos años, mejorará el diagnóstico de muchos pacientes.

Radiografía a color 1
En Nueva Zelanda se desarrolló la radiografía a color

¿Qué tienen en común el gran colisionado de hadrones y un paciente que necesita una radiografía?

Tecnología del CERN

La Organización Europea para la Investigación Nuclear, conocida como el CERN, ha desarrollado tecnología para estudiar las partículas subatómicas.

Quizá el dispositivo más conocido y asociado al CERN, es el gran colisionado de hadrones, que erróneamente muchos medios y páginas de internet le llamaron la máquina del fin del mundo.

Este colisionador ha permitido descubrir y comprobar el comportamiento de las partículas subatómicas.

Pero el colisionador es solamente una parte del equipo. Para ver estar partículas, se requiere un equipo especializado, no sólo una placa fotográfica, sino también un equipo fotográfico de muy alta velocidad y muy alta resolución.

En colaboración con varias universidades y laboratorios, el CERN desarrolló el programa de colaboración Medipix, para desarrollar un sensor contador de partículas, que permitió obtener información de las partículas subatómicas individuales, a partir de los fotones y sus huellas, así como su cantidad de energía, lo que hace que cada partícula subatómica produzca un color diferente.

Medipix3
El sensor Medipix3, desarrollado por 20 instituciones para el CERN

Este chip se diseña desde hace más de 20 años, y desde 2016 se desarrolla la cuarta generación, el Medipix4. Su apariencia es como el sensor fotográfico de cualquier teléfono celular, pero con una resolución microscópica a nivel atómico.

Transferencia de tecnología

Los profesores Phil Butler y Anthony Butler (padre e hijo), investigadores de las universidades de Canterbury y Otago, en Nueva Zelanda, en colaboración con la empresa MARS Bioimaging Ltd., desarrollaron un proceso de detección de rayos X, utilizando un sensor Medipix3.

Durante más de diez años, estos científicos han estudiado y modificado los algoritmos mediante los cuales se procesan los datos por medio de este sensor.

Esta modificación permite que los tejidos normalmente transparentes en la radiografía tradicional, sean visibles por medio de la variación que producen en el recorrido de la energía radiante, y esta variación, tanto por desviación como por cambio de velocidad, sean traducidos como un color diferente.

Además, lograron que la lectura permita obtener una imagen tridimensional. Esto permite lograr obtener una imagen que permite distinguir perfectamente los huesos, músculos, grasa, agua, así como los tejidos con marcadores de enfermedades.

Radiografía 2
Esta tecnología permite distinguir los tejidos, según su composición y mostrarlos de diferente color

El acuerdo para la producción del Escaner a color 3D se firmó entre MARS bioimaging Ltd., y el CERN, como representante del proyecto Medipix.

Entre fines de 2018 y principios de 2019 se realizará el primer ensayo clínico de este sistema, aplicado en pacientes ortopédicos y reumatológicos de Nueva Zelanda, que comenzará la implementación de esta tecnología al diagnóstico médico.

Aun no hay una fecha para la venta de estos equipos, pero se espera que en los próximos años se comience a distribuir a todo el mundo.