Y el premio Princesa de Asturias de las artes es para… Martin Scorsese

El premio Princesa de Asturias es un reconocimiento que otorga la Fundación del Principado de Asturias a personas e instituciones por su labor en los campos humanísticos, deportivos, artísticos y sociales. Se otorga desde 1981, y se ha convertido en un referente tanto en los países de habla hispana, como para el resto del mundo. Con la coronación de Felipe de Borbón, desde 2015 se aprobó que el premio se llame Premio Princesa de Asturias.

Este 2018 el premio en la categoría de Artes, se concede al Actor y director Martín Scorsese, a quien en todo el mundo le da la enhorabuena por este premio.

En materia cinematográfica, Martín Scorsese es un referente, y sobre todo una institución en muchos sentidos.

Niño neoyorkino descendiente de inmigrantes italianos, sus problemas de asma no le permitían hacer actividad física o deportes, por lo que su familia le procuraba el cine como entretenimiento. Ahí descubrió su fascinación por el séptimo arte y sobre todo por las películas épicas.

Como Universitario comenzó a producir cortometrajes, siendo el más conocido de este periodo, The Big Shave (1967), en el que criticaba los motivos de la guerra de Vietnam.

A lo largo de su carrera ha realizado documentales acerca de grandes figuras como los Rolling Stones, Bob Dylan, George Harrison, Giorgio Armani, así como de acontecimientos y lugares, como el concierto de Woodstock, La doncella de los mares: La estatua de la Libertad.

Como cineasta, ha tenido rotundos fracasos y enormes éxitos, así como algunas películas cargadas de polémica. Entre sus más recordadas películas se destacan El color del dinero, Buenos muchachos, Cabo de miedo, Pandillas de Nueva York, El aviador, La invención de Hugo, El lobo de Wall Street.

Sin embargo, de su filmografía la película más polémica en su momento, fue sin duda, La última tentación de Cristo, Película que además de la hipótesis sobre la vida de cristo que narra el libro de Nikos Kazantzakis, tiene múltiples anécdotas y curiosidades, como que el papel de Poncio Pilatos, que fue interpretado por el Cantante David Bowie, originalmente correspondía al también cantante Sting.

Pero además de su prolífica carrera como director y actor, uno de los motivos principales para otorgarle este reconocimiento también es su labor en favor de la conservación del patrimonio cinematográfico. En 1990 creó la Film Foundation, dedicada a preservar, restaurar y exhibir el cine clásico, y que en la actualidad se ha ampliado a la World Cinema Foundation (fundación de cine del mundo), que a través del Proyecto de Cine del Mundo (World Cinema Project), apoyado por la UNESCO, que busca la restauración y recuperación del cine clásico y antiguo alrededor del mundo.