200 años del padre del comunismo

El 5 de mayo de 1818, nación Carlos Enrique Marx, quien trascendió como filósofo, economista y político sentando las bases del sistema comunista. Para conmemorarlo, el gobierno de China ha regalado una estatua a la Ciudad Natal del este pensador, Tréveris, en Alemania.

Carlos Marx
La estatua de Marx en su pueblo natal.

Carlos Marx es un personaje importante en la política, la economía y la filosofía. Menos conocido, es su faceta de escrito de comedia y ficción, de las que sólo hizo un par de obras.
En una encuesta de la BBC realizada alrededor del mundo en 1999, se consideró a Carlos Marx como “el Mayor Pensador del Milenio”.
A pesar de provenir de una familia económicamente acomodada, durante sus estudios de derecho, se interesó en las ideas filosóficas de Hegel, así como en las ideas socialistas.
Consideró que el orden social y el político están basados en la relación económica industrial, en la que quienes dominan son los dueños de los medios de producción y los capitales, a quienes llamó burgueses, y los trabajadores que su único capital es la fuerza de trabajo, que venden por un salario, y a quienes denomina proletariado. Dado que, en su época, había jornadas laborales que duraban más de 16 horas y las condiciones de trabajo rara vez eran adecuadas, consideró el sistema económico como un sistema de explotación, en el que el mando y las decisiones son de los dueños de los medios de producción y del capital, por lo que al sistema imperante le llamó capitalismo.
Según su teoría, el proletariado debía apropiarse de los medios de producción, que administrarían a través de cooperativas y desparecerían las clases sociales y el Estado, dando lugar a la llamada “Dictadura del proletariado”, en la cual la ganancia y el capital se repartirían entre los trabajadores según su necesidad y según su capacidad.
En el ámbito filosófico, Marx no estaba muy de acuerdo con la filosofía positivista, y desarrolló el sistema del materialismo histórico-dialéctico, en que hace completamente a un lado todo aspecto subjetivo o psicológico y establece como único parámetro lo material y la historia.
A pesar de sus ideas, Carlos Marx no fue un ejemplo de trabajo proletario. Al contrario, su ámbito de trabajo siempre fue intelectual, como teórico de sus ideas y corresponsal periodístico. En sus biografías no aparecen datos de que haya realizado trabajos manuales o industriales.
Además, sus ideas se consideraron muchas veces subversivas y peligrosas, por lo que fue expulsado de su natal Prusia (hoy Alemania), de Francia, Bélgica y su último lugar de residencia fue Londres, donde Murió como apátrida.
Nació en el seno de una familia Judía. Posteriormente se hizo Protestante Luterano para evitar las restricciones que se establecieron para las familias de origen semita. Después publicó su estudio “sobre la cuestión judía”, donde estudiaba la influencia de la religión en la organización social y en esta obra es donde se establece una de sus más famosas frases: “La religión es el opio del pueblo”. A partir de entonces se identificó a sí mismo como ateo.
Más allá de las luchas ideológicas y las guerras que ha ocasionado la aplicación de esta filosofía, también ha dejado algunas mejoras en las condiciones laborales actuales. La creación de sindicatos, la Jornada de 8 horas, descanso los fines de semana, las prestaciones sociales y de vivienda, la educación garantizada para la niñez son algunas de las ideas propuestas en el socialismo de Marx que disfrutamos hoy en día.