5 de mayo: ¿Por qué es importante?

 

El cinco de mayo de 1862 las tropas mexicanas vencieron al, en ese momento, ejército invencible y más poderoso del mundo. Y aunque en su momento fue todo un acontecimiento, esto no impidió que unos meses después Francia conquistara el territorio de México y estableciera un Imperio, encabezado por Maximiliano de Habsburgo. ¿Entonces por qué celebramos el 5 de mayo?

 

¿Por qué celebramos el 5 de mayo?
¿Por qué celebramos el 5 de mayo?

Como diríamos con los términos rimbombantes de los analistas actuales, el principal motivo por el que celebramos la batalla del 5 de mayo de 1862, y no otras batallas decisivas como la del 2 de abril de 1867, o los sitios de Querétaro, que se entregó el 15 de mayo, o de la Ciudad de México, a la que entró el ejército el 15 de junio, también de 1867, es por la coyuntura internacional del momento, así como por motivos de Memoria histórica.
Mientras que en México se exigían los pagos de las deudas con España, Inglaterra y Francia, en los Estados Unidos se estaba librando la guerra Civil de Secesión, entre los liberales del Norte de los Estados Unidos y los esclavistas del sur. A pesar de ser un conflicto interno, había intereses y apoyos internacionales en ambos bandos.
Debido a este conflicto, los Estados Unidos se pronunciaron en contra de las pretensiones de invasión de Francia, pero no estaban en condiciones de prestar una ayuda militar para, según se dijo en su momento, defender la doctrina Monroe de “América para los americanos”.
Sin embargo, un motivo oculto, es que los confederados habían negociado un apoyo militar francés para vencer al norte. La llegada del ejército francés a México significaba ese apoyo que hubiera cambiado por completo la historia y conformación de los Estados Unidos.
Al contener a las tropas francesas y retrasar su avance en el territorio mexicano durante, por lo menos seis meses, que es lo que tardaron en llegar los refuerzos, esto dio oportunidad a que la guerra civil estadounidense se definiera, pues mientras comenzaban las batallas contra el ejército francés en México, en los Estados Unidos se emitía el decreto de emancipación, lo que sumaba a los esclavos libres al ejército de la Unión.
Además se realza la figura del General Ignacio Zaragoza, ya que, además de su mérito como estratega militar, nació en el estado de Texas, en la época en que aún era territorio mexicano. A pesar de esto, tanto mexicanos como estadounidenses lo celebramos como héroe.
Es por ello que el 5 de mayo se celebra tanto en México como en los Estados Unidos.
Uno de los motivos por el que no celebramos otras fechas como el 2 de abril o el 15 de junio, es histórico-político.
En 1917 triunfó la revolución que derrocó el gobierno del General Porfirio Díaz. Porfirio Díaz es una figura muy interesante de la historia de México, de quien podríamos decir que en la vida real tuvo aventuras más emocionantes que las del personaje ficticio de “El zorro”. Además, como presidente de México, procuró la modernización y estabilidad económica de la nación. En sus últimos años muchas condiciones sociales se modificaron y muchos se aprovecharon de las ventajas ofrecidas, para explotar a la población y obtener riqueza a costa de la pobreza de los trabajadores y peones.
Eso trajo como consecuencia la Revolución de 1910 a 1917, que a su triunfo, se dedicó a borrar y denostar la figura del General Porfirio Díaz, con lo que se minimizaron o desconocieron los logros militares que aportó a la conformación de México, como su acción para la expulsión del ejército francés y el final del imperio.
Estos son los principales motivos por los que celebramos con tanto énfasis la batalla del 5 de mayo.