600 personas abandonadas en el mar hacia un fatal destino

 

La situación de entrada de personas a través de embarcaciones ilegales empeora día a día. Cientos de personas son engañadas por mafias a la búsqueda de un lugar mejor, donde comenzar una nueva vida, lejos del hambre y la miseria.

Hoy amanecían 600 personas abandonadas a su suerte en medio del mar, a la espera de un destino fatal. La embarcación que se encontraba en aguas del mediterráneo serán acogidos en el puerto de Valencia, según aseguro el nuevo presidente del gobierno español Pedro Sánchez.

“Por esta razón, es nuestra obligación ayudar a evitar una catástrofe humanitaria y ofrecer un puerto seguro” a estas personas, cumpliendo de esta manera con las obligaciones del Derecho Internacional.

La respuesta de la vicepresidenta de la Generalitat Valenciana, Mónica Oltra, fue igualmente positiva asegurando y reiterando que la sociedad valenciana “no deja a nadie a la deriva”.

Estas más de 600 personas serán acogidas en el puerto de Valencia abriéndose una nueva esperanza en el mediterráneo.

La realidad es que hay una gran masificación de gente cruzando las aguas del Mediterráneo y en especial las aguas del estrecho de Gibraltar en Cádiz. Seres humanos que se juegan la última carta con tal de encontrar cielos nuevos y una tierra que les ofrezca una vida digna.

Las mafias engañan a esta pobre gente, les lavan la cabeza creyendo encontrar la tierra prometida de donde brota leche y miel. Los que llegan a España quieren subir a Francia, Alemania.

Cuando en una ocasión le preguntaron a un joven porque arriesgo su vida para cruzar el estrecho y entrar ilegal, el respondió “Aquí money money” algo muy alejado de la realidad. Cuando cruzan sin papeles, ilegal y sin trabajo, a muchos solo les queda una cosa…la prostitución.

Esta es la realidad en la puerta de ingreso a Europa, gente que muere sin pisar la tierra seca y las mafias indolentes ante la situación.