Acercamiento entre las Coreas. Los resultados

Como ya habíamos adelantado en este informativo, el mundo entero estuvo observando y esperando atento a los resultados de la visita del Presidente de Corea del Norte, Kim Jong-un, a Corea del Sur.

Kim y Moon
Kim Jong-un, invita a su homólogo a pasar y saludarse en territorio de Corea del Norte

Los actos protocolarios y las conversaciones programados para esta reunión histórica, se realizaron dentro de lo previsto, sin mayores incidentes.

Como ya habíamos adelantado, esta reunión provocó muchas expectativas, que resumimos en cuatro puntos principales. Aquí los recordamos y comentamos brevemente los resultados al respecto:

Acuerdo de paz: En 1953, tras la guerra, se firmó un armisticio, pero no un Acuerdo de paz. Además, ese armisticio no fue firmado por Corea del Sur, solamente por Corea del Norte y Estados Unidos.

Sobre el acuerdo de paz, ambos mandatarios acordaron una declaración conjunta en la que se establece el cese de hostilidades en la frontera, el paralelo 38, tanto a través de altavoces, como mediante panfletos. También establecieron un acuerdo para cesar enfrentamientos en la zona del Mar Amarillo, y permitir que pescadores de ambas naciones puedan pescar libremente. Para la firma de un tratado de paz que permita la mejora y normalización de las relaciones, también requieren la participación de Estados Unidos y China, como países que apoyaron a los bandos y que firmaron el armisticio de 1953.

Desnuclearización: Después de las noticias sobre las armas nucleares de Corea del Norte, así como los acres intercambios verbales del Presidente de Corea del Norte con Donald Trump, este fue un punto álgido y que muchos analistas han considerado poco probable y fuera de la agenta.

En el encuentro, Kim Jong-un manifestó la necesidad de una desnuclearización de la península coreana. Esto formó parte de los acuerdos de la paz, aunque no se han especificado los mecanismos para lograrlo. Todo esto se recoge en el proyecto de tratado de paz, que, junto con los Estados Unidos y China, se espera que se firme a finales de año.

Esto se considera también un gesto de buena voluntad para el acercamiento con los Estados Unidos.

Reactivación económica: La zona industrial de Kaesong, fue cerrada en 2016 por los empresarios de Corea del Sur, al considerar que los sueldos de los trabajadores eran utilizados para financiar el programa nuclear de Corea del Norte.

Aunque las conversaciones se centraron en la cooperación e intercambio deportivo y cultural, el tema económico va implícito en otros acuerdos en los cuales se sentaron las bases para fomentar la normalización de las relaciones, la prosperidad conjunta y la reunificación, así como el tomar medidas activas para la cooperación con la comunidad internacional.

Reunificación de las familias separadas por la guerra: Como consecuencia de la guerra y la firma del armisticio, muchas familias que habitaban cerca del paralelo 38 fueron separadas, y las tensiones y vigilancia militar limitaban su reencuentro. Además, se suspendieron estas reuniones familiares durante un tiempo.

En el encuentro se acordaron reuniones militares de alto nivel a partir de mayo, que permitan la desmilitarización de la zona, y las reuniones de las familias, tentativamente a partir del 15 de agosto, en que ambas Coreas celebran su independencia. Además, Kim Jong-un fue más allá y habló de que también los desertores (militares y civiles que huyeron de Corea del Norte para refugiarse en el Sur), tienen grandes expectativas en esa reunión, para curar las heridas del pasado, reunificarse y formar una sola Corea.

Esta reunión produce un optimismo para el resto del mundo sobre el futuro de Corea, y allana el camino para la reunión con el Presidente de Estados Unidos. Para esta reunión se espera que se logre la reducción o eliminación de las sanciones económicas, y la firma por parte del Presidente de los Estados Unidos, del tratado de paz que dé fin a la guerra de 1951 que dividió a Corea.