Addición a los videojuegos, el nuevo trastorno que contempla la OMS

La Organización Mundial de la Salud (OMS), presentó la nueva actualización de su Clasificación Internacional y Estadística de Enfermedades y Problemas Relacionados con la Salud, este 18 de Junio, trayendo consigo algunas novedades muy interesantes, entre las que resalta el haber añadido en su apartado de “Trastornos mentales, conductuales o del Neurodesarrollo” el “Gaming Disorder” o en español, conocido como el “Trastorno del Juego”, que hace referencia al abuso de los videojuegos, pero…

¿En qué consiste este “Trastorno del Juego”?

Según la OMS el trastorno de juego se puede caracterizar por un patrón de comportamiento que se vuelve persistente o recurrente en un individuo, hacia un “juego digital” o “videojuego”, que puede ser tanto en línea (usando internet) como fuera de línea, y dicho trastorno puede manifestar de 3 maneras:

1.- Pérdida del control sobre el videojuego: Es la nula capacidad de una persona para manejar sus límites al momento de jugar un videojuego, es decir, no sabe medir la frecuencia, la intensidad ni la duración con la que realiza esta actividad.

2.- Dar prioridad a los videojuegos por encima de otras actividades de la vida diaria: Hace referencia a que la persona, no tiene un autocontrol y considera a los videojuegos una actividad de suma prioridad, frente a otras actividades, como por ejemplo, su trabajo o actividades familiares.

3.- Aumento de la frecuencia de juego, a pesar de generar consecuencias negativas: Esto quiere decir, que aunque claramente el aumentar el tiempo de juego, nos esté perjudicando en muchos ámbitos de la vida, tanto familiar, social, educativo u otros, no dejemos  esta actividad y que incluso  aumentemos la frecuencia y duración, de esta.

¿Qué tan grave es esto?

Pero la OMS aclara que para poder diagnosticar un caso de esta índole, es necesario que estas 3 acciones descritas anteriormente, sean llevadas a cabo, por lo menos en un  lapso de tiempo de al menos 12 meses, aunque el lapso puede ser menor, si los síntomas que se presentan son más graves de lo normal.

Con esta actualización la OMS levantó un poco de controversia entre la comunidad de jugadores en todo el mundo, ya que poco a poco se ha ido luchando por lavar la imagen de los videojuegos, de que realmente no son tan dañinos como lo hacen parecer algunos medios de comunicación, por lo cual hay que entender que solo se considerará como un trastorno, cuando realizar esta actividad te imposibilita para llevar a cabo una vida normal, si eres un jugador ocasional, y no te genera ningún problema en las otras actividades de tu día a día, no tienes de que preocuparte.

Si deseas conocer todo sobre esto, puedes consultar tú mismo la página de la OMS, donde se señala lo anteriormente descrito:

https://icd.who.int/browse11/l-m/en

 

Dexter Castillo