Analizando el “Pejenomics” que lanzó AMLO (Parte 1)

El 9 de mayo, Andrés Manuel López Obrador lanzó un archivo de 18 páginas denominado “Pejenomics: hacia una economía para todos”, en donde se pretende aclarar las dudas que se tienen acerca de la vialidad del programa económico que plantea AMLO como candidato a la presidencia.

Pero se hará un resumen, dividido en varios artículos donde se estará destacando y analizando lo más sobresaliente página por página de lo que se plantea en dicho documento.

Página 1

Antes que nada, el archivo deja en  claro cuáles son sus objetivos, que son:

  • Explicar las líneas generales del programa económico de AMLO
  • Despejar las inquietudes sembradas por las campañas de desprestigio.

Después de esto hace un mensaje en el que dice que sus críticas están orientadas, en contra de un cierto número de empresarios que han amasado sus fortunas a base de corrupción y el tráfico de influencias y recalca el hecho de que impulsar a los emprendedores es imprescindible para el desarrollo del país.

Página 2

Esta página se titula como Macroeconomía,  pero hasta donde entiendo para poder hablar de este rubro es necesario hablar como mínimo, sobre alguno de los siguientes temas:

  • Tasa de interés
  • Tasa de desempleo
  • Producto Interno Bruto

Pero lo único que se incluye son citas textuales de personas como el ganador del Premio Nobel de Economía, Paul Krugman o de un periodista llamado Alan Riding, pero solo  hacen referencia a que México le beneficiaría tener “líder” como Andrés Manuel, pero no me da ni un solo dato que avale la opinión de Paul Krugman y menos un proyecto claro de AMLO para lograr esto.

Página 3

Lo primero que resalta esta página es el título “Reactivar la economía”, es uno muy llamativo pero solo se nos presentan los siguientes datos:

  • El PIB de México en este sexenio está terminando con un crecimiento anual de 2.5%.
  • En 2017, la inflación llegó a 6.77%: la más alta en los últimos 17 años.
  • La secretaría de economía dice que de 2001 a 2004, el Distrito Federal atrajo 57.8% del inversión extranjera en todo el país.

Aclaremos punto por punto:

1.- En referencia al PIB sin duda el crecimiento promedio del sexenio si son 2.5%, el cual es un crecimiento comparado con el sexenio antepasado de Felipe Calderón, que alcanzo un crecimiento de hasta 4.81% y que cayó bruscamente en el 2012 llegando a un valor de 0.64% (tiempos en los que entro el presidente Peña Nieto). Si antes de este sexenio actual se tuvo un mejor PIB entonces es indicio de que se puede mejorar, pero el documento no explica con qué técnicas lo haría, dejándolo solo en datos que todos sabemos.

Si desea consultar las cifras: http://www.cefp.gob.mx/publicaciones/presentaciones/2018/precefp0032018.pdf

2.- La inflación en México se había mantenido en un el límite entre 4.57 y 5 de los años 2009 al 2013 según datos de INEGI y del 2014 al 2017 creció de 5 a 6.013, lo cual el sexenio de Peña Nieto si aceleró el crecimiento de la inflación lo cual es preocupante, pero al igual que el punto anterior solo da los datos pero no indica cómo piensa reducir la inflación.

Si desea consultar las cifras: http://www.banxico.org.mx/portal-inflacion/index.html

3.- Este es uno de los únicos puntos válidos, porque bueno el período del 2000 al 2005 el buen Andrés Manuel se desempeñó como Jefe de Gobierno en el hoy extinto Distrito Federal, el solo analiza el período de 2001 al 2004 teniendo un promedio de 57.8%, el cálculo que yo realice fue considerando del 2000 al 2005 y mi promedio fue de 59.7%, lo cual  es incluso un poco mayor de lo que el establece, y bueno considerando que la inversión extranjera muchas veces genera empleos nuevos, este podría ser un punto bueno a considerar.

Si desea consultar las cifras: http://www.cefp.gob.mx/intr/edocumentos/pdf/cefp/cefp0242006.pdf

Otro punto igual de importante, que hay que señalar y probablemente era la intención de AMLO al presentar estos datos, es que para que un país esté bien nivelado es necesario que la inflación no sea tan mayor en comparación del PIB, porque si no es un indicativo de que no está habiendo producción o creación de nuevas empresas y por ende no hay nuevos empleos y a esto se le añade de que si el PIB está por debajo de la inflación es un gran indicativo de que los empleos que hay están siendo muy mal pagados. Y estas conclusiones con las cifras que las mismas dependencias nos entregan, implica de que el tan dichoso y beneficioso aumento económico que tanto predica la administración actual no es más que una mentira.

 

Dexter Castillo