Aranceles a los metales: Las respuestas

 

Este 1 de junio entraron en vigencia los aranceles al acero y aluminio provenientes de México, Canadá y la Unión Europea, impuestos por los Estados Unidos. Sin embargo, estos exportadores no se han quedado de brazos cruzados y han dado sus respuestas a estas medidas proteccionistas.

Acero y aluminio
México, Canadá y la UE imponen aranceles compensatorios

El gobierno de los Estados Unidos, bajo diferentes argumentos, centrados principalmente en la seguridad nacional y el crecimiento interno, ha decidido terminar con la exención que había decretado en marzo al acero y el aluminio provenientes de Canadá, la Unión Europea y México, a las que desde el 1 de junio les aplicará aranceles del 25%.

Este anuncio provocó pérdidas en las bolsas de valores del todo el mundo, tanto en Asia como en Europa. Evidentemente en México, además de las pérdidas de la Bolsa de Valores, también se afectó el tipo de cambio, que subió el dólar hasta los $20.40 el jueves que se anunció, y $20.30 el viernes que entró en vigor esta medida.

México fue el primer país en responder al anuncio de estas medidas, anunciando que también impondría aranceles a productos provenientes de los Estados Unidos: Aceros planos, usados para láminas, y tuberías, lámparas, carne de cerdo embutidos, preparaciones alimenticias, manzanas, uvas, arándanos, algunos quesos, y otros productos, hasta un monto equivalente a los aranceles impuestos; anunciando también que esta medida tendrá vigencia durante el tiempo que los Estados Unidos apliquen los aranceles anunciados.

Algunas horas después, La Unión Europea dio a conocer que también impondrían aranceles a una lista de productos de origen estadounidense, tanto productos relacionados al acero y al aluminio, Motocicletas (en especial Harley Davidson), así como productos agrícolas. Además, anunciaron que promoverían el 1 de junio, un caso de solución de diferencias ante la Organización Mundial de Comercio, OMC, ya que estos aranceles son ilícitos y violan los acuerdos comerciales que fueron celebrados entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

Por su parte, el Gobierno Canadiense también anunció aranceles sobre productos industrializados de acero y aluminio, jugo de naranja, whisky y más productos. También anunciaron y presentaron este viernes también presentó una impugnación ante la OMC, por incumplir con las reglas comerciales de la institución.

Uno de los argumentos principales para tomar estas medidas arancelarias impuestas por los Estados Unidos, es la “seguridad nacional”; motivación que no ha sido del gusto de ninguno de afectados, pues no existe una clara relación entre las importaciones de estos metales, y alguna afectación a la seguridad interna de los Estados Unidos.

A primera vista, este conflicto va para largo, y se plantea una posible solución a través de controversias ante la OMC; controversias respecto de las cuales, el gobierno mexicano no ha dicho se unirá, o sólo se quedará con la imposición de aranceles.

Sin embargo, también puede suceder que Donald Trump de alguno de sus golpes de timón y haga algún cambio, propuesta o proponga algún tipo de solución a este conflicto.