Arrestan a un niño de 12 años por hablar en contra de Vladimir Putin

La policía rusa arrestó a un niño de 12 años por hablar durante una manifestación contra el líder Vladimir Putin un poco antes de la inauguración presidencial.

Uno de los testigos del suceso estaba filmando con su teléfono móvil cuando se percató del momento en que Egor Pryanishnikov habló con los manifestantes sobre su indignación por el estado de las carreteras.

Al momento, Egor, de la ciudad de Saratov, era sacado de la multitud por la policía y tenía los brazos completamente inmovilizados. El joven manifestó lo que pensaba de manera pacífica.

Egor es llevado a un automóvil dirección a la estación de policía. Los manifestantes no caben en su asombro y gritan: “¡vergüenza!” a los oficiales mientras la escena se desarrolla. Lógicamente el joven, más tarde, fue entregado a su padre, entre lágrimas y un buen susto.

                                   

Curiosamente el chico de 12 años ese mismo día dijo a Free News Volga: “¿Por qué debería tener miedo?” Ir, es el derecho legal de todas las personas “.

Un abogado fue enviado a la estación de policía por los mismos manifestantes y narraba que se llevaron al niño porque pensaron que los manifestantes eran “nazis y extremistas potenciales” y que el niño fue “intimidado”.

Entre otras cosas aseguraban que un menor no puede estar caminando solo sin supervisión. Este fin de semana, muchas ciudades en toda Rusia vieron a los manifestantes tomar las calles para mostrar su descontento por el cuarto mandato presidencial de Vladimir Putin.

“Él no es mi rey” fue una de las principales frases de las manifestantes organizadas por partidarios del líder opositor Alexei Navalny. Vladimir Putin fue inaugurado hoy para un cuarto mandato como presidente ruso en el Salón de la Orden de San Andrés del Gran Palacio del Kremlin en Moscú.