Aún con penas, el Barcelona alcanzó parte de la gloria

El triunfo 4 a 2 como visitante, coronó al Barcelona campeón de la temporada 2017/18 de la liga BBVA, cuando todavía restan tres jornadas para que la misma culmine. Un Consuelo tras la eliminación de la champions, que tiene al Real Madrid con un pie en la final.

Solo restaba saber cual sería la jornada señalada en la que el Barsa se adjudicara el galardón de campeón en la liga Española, y este domingo se confirmó lo que se veía venir desde hacía mucho.
En el marcador, quedará acentado que el equipo “culé” derrotó por 4 a 2 al Deportivo, y condenó a estos a disputar la próxima temporada en la segunda division. También, que Lionel Messi, convitiendo tres goles, volvió a ser pieza clave para llevar a los suyos a lo mas alto.

A esto, se le podría sumar otro enucentro mas que el “blaugrana” suma permaneciendo invicto.en la copetencia local.
Pero en lo estrictamente futbolístico, no hubo demasiada diferencia, la cual debería haber (o se supone que haya), considerando la economía y los diferentes planteles.

Si se analiza el juego en si, el conjunto que dirige Valverde, no fue superior al de Calrence Seedorf. Solo en algunos pasajes del cotejo, como ser los primeros 15 o 20 minútos del segundo tiempo, se vió reflejada la supremacía del ahora hacedor del título.
En general, el trámite fue parejo y, de hecho, por momentos fue el local, quien contó con las mejores situaciones en el “Riazor”. Probablemente, la necesidad impeirosa por conseguir la victoria, y así, continuar con su sueño de permanecer en la máxima categoría, guió al “depor” a ser mas audaz, y poner en aprietos al Barcelona, quien mas de una vez, se mostró desbordado.
Coutinho abrió la cuenta con una gran definición.

Mas tarde, Messi metió el primero de la suya personal, pero el descuento de Lucas Perez, envió el partido al descanso, con un poco mas de “justicia”. En el inicio de la segunda mitad, fué donde los Catalanes, sin ser eficaces, se adueñaron del control del balón. Luego, las cosas empezaron a cambiar nuevamente, y Emre Colak, tras una jugada bien elavorada, igualó.

No obstante, y luego de pasarla bastante mal, el indiscutido líder sacó a relucir (entre otras) su carta mas valiosa. Lionel Messi dejó su nombre en la red, dos veces mas.

La despedida de Andrés Iniesta, quien emigra a China, brindó un condimento mas de emoción.

Sin atenuantes en lo númerico, aunque seguramente si en el desempeño, Barcelona se situó, otra vez, en lo mas alto de España. Sumado a la obtención de la Copa del Rey (allí si, sin nada que reprochar), se alzó con dos premios consuelos, que podrán o no, aliviar la herida por la estrepitosa derrota, y pronta partida, de lo que es siempre el objetivo principal, y que para colmo, tiene al Madrid cerca de otra final de Champions.