Científicos miden la felicidad del delfín

Últimas investigaciones en el parque marino de París han medido como se sienten los delfines a nivel emocional y en cautiverio. Lo interesante de la investigación es que se sitúan en el punto de vista del animal, como siente, como percibe su entorno, si es feliz.

Los delfines son mamíferos que demuestran interés hacia la comunicación con los humanos y suelen elegir a uno que es más familiar. Cuando los delfines establecen vínculos cercanos con humanos es indicativo que gozan de cierto bienestar.

El reciente estudio publicado por Applied Animal Behavior Science, estudio el bienestar de los delfines en cautiverio, ¿son realmente felices estas criaturas tan especiales?

La investigación se centra en el comportamiento de los delfines, buscando evidencias posturales, que indiquen sentimientos del delfín frente a su entorno. Buscaban averiguar qué actividades en cautiverio les gustaban más.

Se probó de varias maneras: jugando el entrenador con los delfines, agregando juguetes al entorno o dejándolos solos con sus propios dispositivos. El resultado fue muy interesante ya que todos los delfines esperaban con ansia la interacción con el humano.

Pero ¿Cómo identificaron que les gustaba más? Por patrones de comportamiento, observando su mirada como la centraban preferentemente hacia su humano amigo y por sus movimientos empáticos.

Están entre las especies más inteligentes que habitan nuestro planeta. Se encuentran relativamente cerca de las costas y como otros cetáceos, los delfines utilizan los sonidos, la danza y el salto para comunicarse.

Cuando se observaron delfines que nacieron en cautividad frente a los que fueron acogidos en el delfinario se pudo vivenciar que los nacidos en cautividad eran más felices en el parque acuático.

“Nacen aquí, es su vida. Y nuestra prioridad es cuidar de ellos”. Dijo la investigadora.

Lo interesante de este mamífero es que busca el contacto con los humanos, les ayudan cuando están en situaciones de dificultad y manifiestan sentimientos de alegría efusivos y contagiosos.