Categories
Información

Cumbre del G7 2018: Tensiones desde el primer día

Este 8 de junio comienza la reunión del Grupo de los 7, formado por Italia, Alemania, Gran Bretaña, Francia, Japón, Canadá y los Estados Unidos; en medio de la tensión y polarización en contra de los Estados Unidos, por los aranceles proteccionistas que ha impuesto al acero y aluminio.

Cumbre G7
Más que cumbre de los 7, al parecer será reunión de 1 contra 6

Estados Unidos se ha echado encima al resto del Grupo de los 7, no sólo por las cuestiones comerciales debidas a sus aranceles proteccionistas, sino que además tiene una serie de problemas diplomáticos con el grupo, como es su decisión de salir del acuerdo nuclear de Irán, que intentan mantener a flote las naciones de la Unión Europea.

Para caldear un poco más el ambiente, antes de salir rumbo a la reunión, Donald Trump mencionó que en esta reunión hace falta la presencia de Rusia. Una propuesta que en principio resulta sensata, dado que la economía rusa es un punto de contacto con el bloque económico asiático.

Sin embargo, existe una oposición a esta presencia, ya que Rusia fue expulsada del grupo (antes G-8) debido al conflicto con Ucrania y la anexión de la península de Crimea, lo que provocó que fuera expulsada en 2014.

También en el contexto previo a la reunión, el presidente de los Estados Unidos tuiteó que “No veo la hora de enderezar acuerdos comerciales injustos con los países del G-7. Si no sucede ¡Mejor para nosotros!”.

El Primer Ministro de Canadá es optimista en su intento de hacer comprender a Donald Trump que las acciones proteccionistas que está emprendiendo, son contraproducentes para sus propios objetivos.

Aunque han estado en conversaciones durante el día, y los representantes del grupo han dado a conocer a Trump sus posturas y medidas ante sus políticas comerciales, así como su política internacional, hasta el momento no se ha alcanzado ningún consenso, ni se emitirá en esta ocasión, un acuerdo de consenso de los integrantes del grupo.

Esta posibilidad ya había sido prevista por el Primer Ministro de Canadá, Justin Trudeau, y por el Presidente Francés, Emanuel Macrón, que agregada al anuncio de que Donald Trump abandonaría el sábado temprano, antes del cierre oficial de la cumbre, para dirigirse a Singapur, para la reunión con Kim Jong-un, por lo que no estaría presente para la firma ni el cierre, consideraron que El G7 no debe tener miedo a alcanzar acuerdo entre los seis miembros, sin los Estados Unidos, aunque la unanimidad siempre es deseable.

Si al Presidente de los Estados Unidos no le importa estar aislado, a los seis miembros restantes tampoco les importa firmar un acuerdo entre ellos, si es necesario, aseguraron.

En reunión con el Primer Ministro Canadiense, ya durante la cumbre, Trump se dijo convencido de que la cumbre sí terminará con el documento de consenso que habitualmente se firma, aunque hasta esta noche no hay aprobado ningún borrador.

La intransigencia de Donald Trump y la consecuencia polarización de esta reunión, parecen convertir esta reunión del G7, en un G6+1, o más bien, 1 vs G6.