Categories
Información

Taqueros, respiren tranquilos

Como parte de la respuesta del gobierno de México estableció a la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos al acero y aluminio, se impusieron impuestos compensatorios a varios productos agrícolas estadounidenses, entre ellos a la carne de cerdo.

Carne de cerdo
Mexico importará carne de cerdo de la Unión Eurpea y América Latina

Esto preocupó tanto a los vendedores de carne de cerdo como a quienes venden alimentos preparados con este producto, ya que los aranceles subirían el costo.

La Secretaría de Economía anunció que el cupo de importación de esta semana, equivalente a 350 mil toneladas de carne de cerdo, fue asignado a las empresas procesadores que cumplieron los requisitos.

Estas empresas importarán carne de cerdo libre de aranceles desde países de América Latina y la Unión Europea, especialmente de Francia, Alemania, España, Dinamarca, Italia, Chile y Brasil.

También existe la posibilidad de importar carnes de Canadá, Australia y Nueva Zelanda.

Hasta hace un mes, un tercio de la carne de cerdo que se consume en México, era abastecido con la importación proveniente de los Estados Unidos.

Con este cambio la Secretaría de Economía dice que el abasto está garantizado y no se prevé subidas de los precios de esta carne.

Mientras tanto, ante este panorama arancelario y la posible disolución del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, TLCAN, varios productores mexicanos ven la oportunidad de aumentar el consumo de la producción local.

De la carne de cerdo importada, el 90% proviene de los Estados Unidos. El cambio de aranceles, hace que los importadores hayan cambiado a los mercados latinoamericanos y de la Unión Europea. Además, los productores nacionales ven la oportunidad de crecimiento de la industria, y esperan que para el año 2021, el 80% de la demanda, unos 2 millones de toneladas de carne de cerdo, sean de producción nacional.

Además de la carne de cerdo, México importa maíz amarillo, que es utilizado como alimento en las granjas porcinas, lo que también representa un reto para los productores, ya que los aranceles también afectan este producto.

Los mercados latinoamericanos, principalmente Brasil y Argentina, que son los mayores productores de maíz amarillo del cono sur, ven una oportunidad de negocio, ofreciendo costos casi iguales al maíz estadounidense, y en este caso, con aranceles menores o libres de ellos.

Esto fue confirmado por la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación, SAGARPA.

Agregó que también se podría importar trigo de Canadá y Rusia, Soya de Brasil y Argentina, Arroz de Vietnam y Indonesia.

También aclaró la SAGARPA que estas medidas no son en perjuicio de los productores estadounidenses, sino una respuesta a las condiciones comerciales impuestas por su gobierno.

Como había anunciado el gobierno mexicano desde el 31 de mayo, estar medidas estarán vigentes hasta en tanto los Estados Unidos mantengan los aranceles impuestos al Acero y al Aluminio.

Mientras tanto, está asegurado el abastecimiento de tacos de carnitas.