Día mundial sin tabaco

El 31 de mayo se celebra el día mundial sin tabaco. Instituido en 1987 por la Organización Mundial de la Salud, su finalidad es advertir a los fumadores y no fumadores sobre los riesgos de salud que implica el consumo de tabaco.

Día mundial sin tabaco
Día mundial sin tabaco. Uno de los carteles de la OMS

El tabaco es una planta de origen americano, utilizada por los nativos con fines rituales y curativos. Fue el pirata Walter Raleigh quien llegó esta planta a Inglaterra y popularizó su consumo. Con el paso del tiempo su consumo se generalizó en Europa y el resto del mundo, encontrando diversas formas de consumirlo, siendo la original y más popular mediante una pipa.

Durante la guerra franco-prusiana, al no poder cargar constantemente una pipa, se inventó una forma de consumir el tabaco picado para las pipas, enrollado en un trozo de papel. Ahí nació el cigarrillo. En 1885 en los Estados Unidos, se inventó la primera máquina productora de Cigarrillos.

Los efectos nocivos del abuso del tabaco no son nuevos. Ya habían sido descritos en 1577 por el Médico español Francisco Hernández de Boncalo, describiendo sus propiedades relajantes y estimulantes, que en momentos llegan a producir “una casi embriaguez”. También mencionó su uso mediante aspiración del polvo por la nariz (llamado rapé, que a principios del siglo XX fue sustituido por cocaína y luego nuevamente se usó tabaco), con el que “…no se sienten los suplicios de cualquier género ni los azotes, incrementa el vigor y el ánimo para sobrellevar el trabajo…” y sobre su abuso, “… Los que recurren al auxilio del tabaco con más frecuencia de la que conviene se ponen descoloridos, con la lengua sucia y la garganta palpitante, sufren ardor del hígado y mueren al fin por caquexia e hidropesía; mas los que lo usan moderadamente suelen liberarse de otras muchas molestias…”

Estos efectos de abuso que actualmente los conocemos como adicción, se deben a una sustancia presente en el tabaco, llamada nicotina. La nicotina actúa a nivel cerebral, ya que es parecida a un neurotransmisor, y lo que hace es estimular la producción de dopamina, un neurotransmisor que produce la sensación de placer, el estado de alerta, aprendizaje, memoria, atención, concentración y motivación, mejora el movimiento y estimula la creatividad, la sociabilidad y la libido.

Sin embargo, también es necesario saber que la nicotina es un insecticida natural y que a dosis altas resulta tóxica y puede ocasionar la muerte.

La estimulación constante aumenta el tamaño de los receptores de nicotina y con el paso del tiempo se requiere mayor cantidad de nicotina para producir el mismo grado de exitación. Este circuito es lo que crea el efecto adictivo, que, contrario a lo que muchos piensan, es un síntoma de adicción física.

Sin embargo, la nicotina no es el único problema. Tanto los cigarros puros como los cigarrillos industrializados, al quemarse producen, además de monóxido de carbono, alquitranes, que es un carcinógeno, y contienen otras sustancias como las nitrosaminas, amoniaco, cadmio, e hidrocarburos, que son agentes cancerígenos.

Además, los cigarrillos industrializados contienen aglutinantes y broncodilatadores, que son sustancias agregadas que los hacen más peligrosos y más adictivos que los tabacos puros.

Todas las sustancias, quizá excepto la nicotina, están presentes en el humo del tabaco, lo que es un factor de riesgo para las personas que rodean al fumador, convirtiéndose en fumadores pasivos.

El consumo de tabaco también está relacionado con enfermedades coronarias y del aparato circulatorio. Se considera que el riesgo de infarto y otras cardiopatías es el doble que el de nos no fumadores en los consumidores de puros, y del cuádruple en los fumadores de cigarrillos.

Siendo ambas formas peligrosas, es por ello que la OMS promueve el día mundial sin tabaco, pidiendo que se deje de consumir durante 24 horas, y difundiendo los peligros para la salud que implica el consumo del tabaco y el peligro que corren los fumadores pasivos.