Encuentran solución frente a problemas de sequía en India

La India es tierra tanto de exceso como de carencia de lluvia, de tal manera que los agricultores tienen que enfrentarse a sus campos anegados o secos. Algunos inclusive tienen que abandonar la tierra y migrar para otros países vecinos.

Los campesinos se enfrentan a ver como capas de tonalidad blanca, ocupan el lugar del exuberante verde de otros tiempos. Lo cierto es que la desertificación esta causando estragos en la región y Naireeta Services, está tomando medidas. Los cofundadores Trupti Jain y Biplab Khetan Paul han encontrado una respuesta a esto.

Biplab y Trupti tuvieron una idea y comenzaron a diseñar estructuras que pudieran almacenar el exceso de agua y utilizarlo en la estación de sequías.

Así innovaron bhungroo, una técnica que busca recolectar el exceso de agua de lluvia bajo tierra. Utiliza un método de inyección, una técnica de recolección de agua que utiliza un módulo de inyección, para almacenar el exceso de agua de lluvia bajo tierra. La ventaja del sistema es que los agricultores pueden usar la misma agua para riego tanto en verano como en invierno.

El desierto se abre camino

Se estima que una cuarta parte del suelo indio se está convirtiendo en desierto. La tierra se vuelve estéril en un país que alberga el 17% de la población mundial. Esto se empeora debido a la alta salinidad en muchas regiones de Gujarat, que deja una capa salina blanquecina, impide la infiltración del agua de lluvia.

Esta agua que queda estancada aporta nuevas sales aumentando la capa blanquecina que va esterilizando la tierra poco a poco.

La estimación de la degradación del suelo afecta a 105 millones de hectáreas o lo que es lo mismo un 32 % del territorio total. Cerca del 69% del país es seco por lo que es vulnerable a la desertificación, donde miles de personas se verán obligadas a abandonar su tierra.

Bhungroo

Un Bhungroo puede irrigar entre 8 y 10 hectáreas y su costo oscila entre los 700 y 1000 dólares. Bhungroo es una palabra gujarati que significa “paja”: se inserta una tubería de entre 10-15 cm (4-6 in) de diámetro en el suelo en lugares donde el aprovechamiento del agua es un problema

Durante los monzones, el exceso de agua drena por la tubería, se filtra y luego fluye hacia los acuíferos naturales que se encuentran en las profundidades del suelo, donde permanece hasta que se necesite durante las estaciones secas.