Entre la Guerra y la Paz de Corea

Parecería que los surcoreanos tienen una gran desventaja, pero falta la cereza del pastel, el Presupuesto militar de la República Democrática Popular de Corea es de 2,000 a 10,000 millones de dólares, mientras que el aliado de Estados Unidos de Norteamérica es nada más y nada menos que de 33,000 millones de dólares, ahora ven en donde está realmente la bolita.

Ayer escuché en la radio, porque sepan que no es EL radio, ese es un elemento de la tabla periódica, en una de mis  poco variadas estaciones de música, creo que fue porque a esa hora suelo hacer otras cosas, no sabía que tenían sección de noticias y no pude cambiarle cuando dijeron que Corea del Norte y Corea del Sur firmaban un tratado de paz y desarme nuclear, como siempre me cuestiono el todo y el interés por quitarme un poco la ignorancia, dicho está de paso la historia fue mi materia favorita, pero como no recordaba nada sobre el asunto, imaginé que no tenía mucho tiempo de haber iniciado dicho conflicto, sí sabía que Trump, apoyaba a los surcoreanos y que enviaba armamento, pero la cosa no empieza ahí.

El conflicto es tan viejo como la conclusión de la segunda guerra mundial, allá por 1945 Corea era una colonia de Japón, después de la rendición de éste, los Aliados dividieron la península coreana por el paralelo 38, quedando en el norte las tropas soviéticas y en el sur las estadounidenses, la pregunta del millón es quién les dio tal derecho, pero por más que hice mi tarea de Sherlock Holmes no di con la respuesta, pero suena bonito que se tomaran la molestia de acudir a la Geografía y por lo menos no involucrarse en hectáreas de territorio, el paralelo 38 tomo la decisión.

En 1948 la península coreana se divide en dos entidades políticas: la República de Corea (Corea del Sur) y la República Democrática Popular de Corea (Corea del Norte).  El primer encuentro armado se suscitó de 1950 a 1953, nuestro vecino del norte, bajo la bandera del capitalismo apoyó a Corea del Sur, hasta el momento así es y la extraña Corea del norte, como su némesis apoyada por los países comunistas, en su momento potencia, la antigua Unión Soviética y China, hoy por hoy el país con régimen socialista más grande del planeta. Pues no solo se disputaban el poder entre las Coreas, también fue el comienzo de la muy famosa Guerra Fría entre EE.UU., y la URSS.  En el 53 cesó el fuego, pero no se realizó ningún tratado de paz, esta guerra fue el primer fracaso de ONU como organismo conciliador de la paz.

En los 60´s se registraron ataques armados por ambas partes, esto llevo a deceso de centenas de coreanos de ambos lados del paralelo, después en el 72, ahora sí, firmaron una declaración que establece los principios básicos de asociación, dígase sin intrusos, una pelea limpia puños contra puños, bueno por medios pacíficos, en los 90´s y del 2000 al 2007 celebraron cumbres en dónde se firmó la declaración para buscar la reunificación de la nación coreana, así como mantener la relación de paz y prosperidad, con todo y la cumbre del 2007 en octubre del 2006 Corea del Norte comenzó con pruebas nucleares subterráneas, como si no fuera lo suficientemente malo en el 2010 se hunde una embarcación militar Surcoreana y claro, culpa al enemigo más próximo, respondieron con fuego y todo se fue al caño.

En el 2013 se acabó de desmantelar la paz, nuevamente Corea del Norte hace pruebas subterráneas, nuevamente la ONU hace su aparición con nuevas sanciones; son su “ensayos generales para guerra”, han insistido en repetidas ocasiones están listos para regresar el ataque contra la Unión Americana, por qué contra ellos, nada menos por el apoyo que le han otorgado a su contraparte sureña. No es para menos, aun con el arsenal que se guarda bajo la manga Corea del Norte, el Sur tiene una enorme ventaja, veámoslo fríamente en números:

Parecería que los surcoreanos tienen una gran desventaja, pero falta la cereza del pastel, el Presupuesto militar de la República Democrática Popular de Corea es de 2,000 a 10,000 millones de dólares, mientras que el aliado de Estados Unidos de Norteamérica es nada más y nada menos que de 33,000 millones de dólares, ahora ven en donde está realmente la bolita.

Por lo pronto parece que, en este mes de mayo del 2018, se firmará por fin el instrumento de paz definitivo que sustituye al de 1953. Más Amor y Paz hermanos.