Fallas en SPEI: llamando al inspector…

El inicio de esta semana ha estado lleno de información sobre este lamentable show de las fallas de SPEI. Finalmente el Banco de México admitió que fue un ataque cibernético. Pero como acostumbraba decir Raúl Velasco, “aún hay más”

Dirección de ciberseguridad
En Banco de México crea la Dirección de Ciberseguridad

Al tiempo que el Banco de México aceptaba que varios bancos sufrieron un ciberataque, se dieron fallos en el sistema de Banamex para los cobros durante el fin de semana, y en la quincena el sistema de este banco informó que había lentitud en el pago de nóminas durante la mañana del día 15. Horas después informó que el sistema estaba lento, pero funcionando.

También se informó que estos fallos no estaban relacionados con los fallos de SPEI.

Por otro lado, el banco de México informó que el sistema intermediario entre los bancos y el SPEI, fue víctima de un ciberataque en el que se vieron involucrados varios bancos, y que se sustrajo una cifra preliminar “oficial” de 300 millones de pesos.

El banco de México ha evitado decir qué instituciones financieras son las afectadas. Sin embargo, lo que sí han confirmado es que por la forma en que se dio la situación, y por lo que se sabe hasta el momento, existe la posibilidad de que existiera colaboración dentro de las propias instituciones bancarias.

Hasta donde se sabe, el monto que fue sustraído de los bancos, se hizo mediante “transferencias no autorizadas” a cuentas fantasmas, que aparecían en los bancos, recibían las transferencias, y después eran liquidadas. Sin embargo, hasta el momento nada se ha dicho de quién o quienes se beneficiaron con este ataque cibernético.

Como respuesta a esta situación, el Banco de México ha creado la Dirección de Ciberseguridad del banco de México, que sería la tercera dependencia del Banco de México, relacionada con las funciones informáticas. Las otras dependencias son la Coordinación de Información y Sistemas, y la Gerencia de Seguridad de Tecnologías de la Información, perteneciente a la Dirección general de Tecnologías.

Esta nueva dirección, podrá revisar toda la información, tanto pública como privada y confidencial, así como acceso a todas las áreas, registros y sistemas del Banco de México. La información que será excluida del acceso de esta dirección, son los expedientes médicos y las declaraciones patrimoniales de los servidores públicos del banco.

Junto con esta medida, el Banco de México anunció las medidas que tomará para afrontar esta situación.

Una de las principales es el abandono definitivo de los servicios delos intermediarios de internet, para que el servicio sea proporcionado por otro intermediario, cambio con el que se asegura que el sistema será más lento, pero mucho más seguro.

Ante las noticias, es claro que pasamos del show de magia e ilusionismo que veníamos siguiendo, a una novela de detectives.

Y ahora la pregunta es: ¿Será útil esta nueva dirección de ciberseguridad? ¿La dirigirá un inspector Maigret digital o el Inspector Clouseau? En los próximos días seguramente habrá mayor información y lo sabremos. Mientras tanto, cuide su dinero y revise sus cuentas, y sobre todo, si realiza una transferencia electrónica, sea paciente.