Fallas en SPEI: Nada por aquí, mucho por allá

Como ya no comentamos en nuestro artículo anterior, a fines del mes de abril y principios de mayo, hubo una falla en el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios SPEI, que inicialmente, según se había informado entonces,  había afectado a dos bancos, pero sin afectar a sus clientes.

Fallas en Spei 2
Fallas en SPEI: el dinero de los clientes está seguro. El del banco… no tanto.

Este fin de semana, la Directora del SPE, Lorenza Martínez, anunció que durante estos días de fallos se detectaron transferencias fraudulentas que han afectado a por lo menos cinco instituciones financieras; sin embargo, no especificó qué bancos son los afectados.

La lentitud en el SPEI desató preocupación, ya que a nivel mundial se han dado ciberataques que han provocado pérdidas en bancos alrededor del mundo.

Incluso aunque en esos primeros días, Grupo Banorte informó que sí es un ciberataque, el Banco de México ha insistido en que el sistema SPEI no se vio comprometido, y que aún no se puede afirmar que se trate de un ataque de hackers, sino que aún se atribuye a errores del software que utilizan los bancos y los proveedores que conectan con el sistema SPEI.

Sin embargo, tampoco descartan la hipótesis del ciberataque. La directora de SPEI dice que fue algo hecho a propósito y están investigando cómo se hizo. Mientras tanto, esto se sigue investigando como un “incidente”

Mientras, ante la preocupación de los usuarios por su dinero, ante la lentitud del sistema, al que han tenido que migrar varias instituciones al verse afectada la red principal, los bancos insisten en que el dinero de sus cuentahabientes está seguro y pueden seguir realizando sus pagos, aunque el sistema por el momento es un poco lento.

El Banco de México comunicó que esto es parte de las medidas de control y seguridad que solicitó a los bancos afectados, para migrar a ese sistema alterno. Esto causa que el invío y acreditación de las transferencias tengan retrasos, pero, según lo que han informado, funciona con normalidad.

Así lo confirmó Citigroup, indicando que algunos de sus clientes han experimentado retrasos en sus transferencias, pero no problemas en su sistema de pagos.

Además, el Banco de México, así como la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, están monitoreando los sistemas de transferencias de los bancos afectados, para tomar las medidas necesarias en caso de contingencia.

Si bien esta información dada a conocer este fin de semana, es con la finalidad de tranquilizar a los usuarios y cuentahabientes de los servicios bancarios, quedan en el aire las dudas de si esto realmente es un ciberataque y se está ocultando o realmente se está investigando, y sobre todo, cuántos millones de pesos, que conforme a la información no es de los clientes, sino de las instituciones bancarias,  se ha movido a través de esas “transferencias no autorizadas” que menciona el Banco de México, que se entiende fueron exitosas, y sobre todo, ¿A dónde fue a parar todo ese dinero?

Seguramente esta historia de magia e ilusionismo nos depara asombrosos episodios (o no tanto).