Récord mundial de temperatura en Pakistán

La ciudad de Nawabshah, al sur de Pakistán, vivió hace pocos días un récord mundial de alta temperatura jamás observado en el mes abril, alcanzando los 50.2 grados Celsius.
Los datos de Accuweather muestran quea partir del 23 abril, Nawabshah ha superado 45 grados todos los días. Y esto se agrava con la pescadilla que se muerde la cola, cuando la gente prende todos los aires acondicionados para luchar contra el calor.
El uso continuo de estos aparatos no solo aporta más calor al medio físico, sino que ha causado apagones en la mayor parte del país. Según el diario más importante del país, muchos pakistanís han sufrido insolación y han precisado tratamiento en el People’s Medical University Hospital.

El caso de los dos niños de 16 años es dantesco; los jóvenes se ahogaron el lunes después de buscar alivio en un canal de irrigación. El meteorólogo francés Etienne Kapikian marcó por primera vez el extremo del lunes en Twitter, señalando que rompió todos los récords anteriores tanto para Pakistán como para el continente asiático:

Etienne Kapikian @EKMeteo 🌡️🔥Exceptionnel 50.2 ° C à Nawabshah au #Pakistan ce lundi 30/04/2018, #RECORD national de chaleur pour un mois d’avril! 🔥🌡️ (précédent: 50 ° C à Larkana le 19/04/2017) *** Aussi un nouveau record mensuel pour tout le continent asiatique! ***
Christopher Burt, experto en meteorología extrema, dice que es probablemente el pico más candente jamás visto en la tierra, una evaluación que la agencia de la ONU dijo que no tenía motivos para dudar.

Los meteorólogos culpan a las temperaturas extremas de la región en un sistema de alta presión conocido como “domo de calor” que cubre el Océano Índico. Según NOAA, un domo de calor se produce cuando el aire caliente queda atrapado debajo de un sistema de alta presión que actúa como una tapa y empuja al aire caliente hacia la superficie de la Tierra, donde se vuelve aún más cálido.

Pakistán enfrenta una amenaza más terrible del cambio climático que del terrorismo, según un estudio de política exterior de 2016. La frecuencia de inundaciones catastróficas y sequías severas ha aumentado enormemente desde 2011, y su principal ciudad económica, Karachi, es muy vulnerable.