Hojas de té para curar el cáncer

 

El té es un remedio milenario ampliamente utilizado en oriente, pues bien, científicos han demostrado las excelentes propiedades anticancerígenas del té, que es capaz de producir nanopartículas capaces de inhibir el desarrollo de células cancerosas.

El descubrimiento forma parte de un equipo compuesto por microbiólogos del Reino Unido y de la India. La investigación realmente no es nueva, ya que se conocían las potentes propiedades anticancerígenas del té, mas la novedad reside en que encontraron la forma de extraer las partículas de compuestos potencialmente tóxicos, de un tamaño 4 mil veces más pequeño que el grosor de un cabello humano.

El sistema denominado de ‘puntos cuánticos’ incorporó una combinación de sulfuro de sodio y sulfato de cadmio. Según la investigación, la producción de los ‘puntos cuánticos’ puede hacerse químicamente, pero el mecanismo es costoso y genera efectos secundarios.

El extracto de hoja de té puede ser una alternativa no tóxica para hacer puntos cuánticos con productos químicos. Lo que no se esperaban los científicos fueron efectos positivos que inhibían problemas de cáncer de pulmón.

Se comprobó en células cancerosas de pulmón. Los puntos cuánticos penetraron los nanoporos de estas células y destruyeron hasta el 80% de ellas. Los puntos cuánticos a partir de las hojas de té puede ser una excelente solución.

El consumo de grandes cantidades de té verde puede ayudar a controlar el crecimiento tumoral y prevenir el cáncer. Lo mejor es consumir el té verde puro y en hojas, no en bolsitas donde hay muy poca cantidad de té.

Los investigadores encontraron que los componentes del té verde tenían una fuerte acción sobre las células cancerígenas, pero no sabían qué sustancias eran exactamente, hasta que descubrieron las catequinas que inhibe la actividad de una enzima llamada uroquinasa, que los tumores malignos necesitan para reproducirse.