La ONU condena violaciones a Derechos Humanos de niños migrantes

El Alto Comisionado de las Naciones unidas para los Derechos Humanos, ha solicitado al Gobierno de los Estados Unidos terminar inmediatamente con la separación de las familias migrantes que ingresan de forma ilegal al territorio estadounidense.

Refugio en Texas
Menores de edad hondureños, hacinados en un “refugio” en Texas

La política migratoria de Donald Trump, denominada “cero tolerancia”, que se empezó a aplicar desde el inicio de su gobierno, ha buscado frenar la inmigración ilegal proveniente de América Latina.

Entre estas medidas, está la detención para la posterior deportación de las familias. Sin embargo, los padres son detenidos y encarcelados, mientras que los niños de esas familias son puestos en refugios administrados por el Departamento de Salud y Servicios Humanos.

En su comunicado, el Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, pide que el gobierno de los Estados Unidos deje de criminalizar, lo que “cómo máximo debe ser una falta administrativa”, como es la entrada o permanencia irregular en los Estados Unidos.

Aunque la política de tolerancia cero se comenzó a aplicar desde enero de 2017, se reporta que es desde octubre que varios cientos de niños han sido separados de sus padres. Cita casos documentados por organizaciones de Derechos Humanos estadounidenses, como el de un menor de un año de edad que fue separado de sus padres.

Violaciones graves a los derechos de los niños. También señala en esta recomendación que a pesar de que los Estados Unidos es el único país del mundo que no ha ratificado la Convención de las Naciones Unidas sobre los derechos del niño, esto no debe ser utilizado para retener a esos niños refugios, en donde considera que, al igual que sus padres, se encuentran privados de la libertad. “Los niños nunca deberían ser detenidos debido a razones vinculadas a su estatuto migratorio o el de sus padres”, aseveró.

También se ha documentado que, aunque en general los niños son deportados con sus familias, existen muchos casos en que permanecen retenidos en territorio estadounidense.

Por lo que pidió que se adopten medidas para que no se prive de la libertad a las familias, y permitan que los niños permanezcan junto a sus padres durante el proceso de deportación. Reiterando que la retención de los niños, es una violación a sus Derechos.

Respuesta del Gobierno de los Estados Unidos. El Presidente Donald Trump, se ha pronunciado al respecto de estas afirmaciones de violaciones a los derechos humanos, y aseguró que esta situación de separación de familias, no es una consecuencia de su política de “tolerancia cero”, sino que es responsabilidad de los legisladores demócratas, quienes antes de su gobierno establecieron las leyes migratorias que está aplicando, y quienes no se ponen de acuerdo para para cambiar esa “horrible” legislación, como la califica el Propio Trump.

La Agencia de las Naciones Unidas para los Refugiados, la ACNUR, informa que la mayoría de estas familias separadas, son originarias de Guatemala, Honduras y el Salvador, lugares de origen donde sufren altos niveles de violencia.

Además de condenar la separación de las familias, la ACNUR dice que la detención debe ser “el último recurso”, garantizando la unidad familiar; además recomienda que se escuche a las familias migrantes, como refugiados que piden asilo.