Mexicanos entre las víctimas del accidente aéreo en Cuba, “Global Air” involucrada

Hoy 18 de Mayo alrededor de las 12:30 horas,  ocurrió uno de los accidentes aéreos más lamentables, en lo que va del año y que cobro la vida de incontables personas. La aeronave accidentada era de la marca Boeing,  modelo B737-200 y en el cual iban un total de 110 personas, de las cuales 104 eran pasajeros y las otras 6 pertenecían a la tripulación del avión.

La tripulación de origen mexicano, estaba conformada por:

  • Jorge Luis Núñes Santos (Comandante)
  • Miguel Ángel Arreola Ramírez (Primer Oficial)
  • María Daniela Ríos Rodriguez (Sobrecargo Mayor)
  • Abigail Hernández García (Sobrecargo Primera)
  • Guadalupe Beatriz Limón García (Sobrecargo Primera)
  • Marco Antonio López Perez (Técnico en Mantenimiento)

La nave se dirigía de La Habana hacia la ciudad de Holguín, pero al momento de despegar desde el Aeropuerto Internacional “José Martí” este no lo logró y se estrelló en un campo de cultivo que se encontraba a las cercanías del aeropuerto.

Es un suceso espantoso, ya que de las más de 100 personas presentes en el avión, solo 3 habían sobrevivido, aunque actualizaciones posteriores, indican que de los 3 individuos, uno ya pereció debido a las heridas, mientras que los otros 2, aún se encuentran en estado crítico. Así como también se reporta que al menos 2 tripulantes que fallecieron, eran de origen Argentino.

La empresa dueña del avión es de origen Mexicano que opera bajo el nombre de Global Air (Aerolíneas Damojh) y la cual deja mucho que desear en estos momentos ya que solo ha emitido 2 comunicados, externando condolencias a los familiares de los afectados y deja los siguientes datos, para facilitar la comunicación y brindar la información que surja entorno al incidente:

  • Número telefónico: 01 55 55 8874 84
  • Twitter: @globalairmx
  • Facebook @globalair.mx

Lo curioso es que su antigua página de internet: www.globalair.aero, se encuentra fuera de servicio, lo cual hasta cierto punto, hace sospechar un poco de las intenciones que pueda tener esta empresa.

Es un hecho triste, donde puede que salgan a relucir muchas irregularidades, en cuanto a permisos de servicio y sobre el mantenimiento de los aviones que conforman su flota.

Pero mientras eso pasa, un poco más de 100 personas ya no están con nosotros y dejaron atrás a sus familias, que en este momento tan desolador muchos padres, hermanos, madres o hijos, no saben cómo asimilar lo sucedido.

Esperemos que esto haga eco en la consciencia en las personas encargadas de aerolíneas o cualquier medio de transporte y se preocupen por brindar un servicio de calidad para evitar cualquier desgracia futura, como de la que fuimos testigos hoy.

 

Dexter Castillo