México paga 15.15 y 17.95 dólares más por cada barril de su propio petróleo

México paga 15.15 y 17.95 dólares más por cada barril de su propio petróleo, convertido en gasolina Premium en Estados Unidos.

El encarecimiento en Gasolina Premium se debe a que México no produce ni siquiera el 1% de las ventas nacionales y tiene que comprar a su vecino cercano, Estados Unidos.

Las estadísticas no fallan y reflejan que nueve de cada 10 litros de gasolina Premium fue elaborada en las refinerías de EEUU. La situación de intercambio energético es la siguiente: México vende crudo a Estados Unidos con un precio que ronda los 62.45 dólares el barril y una vez que se elabora en el extranjero para convertirlo en gasolina regresa al país con un valor añadido de 77.6 dólares por barril. Este sería el caso de la gasolina Premium convencional, para la Premium UBA alcanza los 80.4 dólares.

La conclusión salta a la vista: México paga 15.15 y 17.95 dólares más por cada barril de su propio petróleo que procesa en el extranjero y es convertido en gasolina Premium.

Los altos precios de la gasolina Premium en los primeros meses del año llevaron a los conductores a optar por una gasolina más barata para ahorrar unos pesos. El automovilista se declina por Magna, la llamada gasolina verde cuya venta fue de 632 mil barriles diarios en el primer trimestre de 2017, volumen que se incrementó a 662 mil barriles entre enero y marzo de 2018.

La gasolina roja sin embargo sufrió un proceso inverso: en el mismo periodo se vendieron 140 mil barriles diarios, mientras que para 2018 bajó a 120 mil.

El gobierno federal aplicó estímulos al Impuesto Especial sobre la Producción y Servicios (IEPS), lo cual tuvo un costo fiscal en la recaudación. Entre enero y marzo de este año, esperaban obtener 57 mil 436 millones de pesos por la captación de recursos del IEPS a gasolinas, pero el estímulo fiscal y los nuevos hábitos de los automovilistas solo permitieron una recaudación de 43 mil 64 millones.

Volviendo a los datos del primer trimestre de este año, se generaron solo mil 156 barriles diarios de Premium, cuando las ventas estaban en torno a los 121 mil barriles diarios destinados a coches de lujo y deportivos. La situación generó al gobierno federal solicitar importaciones urgentes.