Polémica AMLO-Fox-fracking: ¿Quién tiene la razón?

Hace un par de días, AMLO aseveró que prohibiría el “fracking” en México. Las voces en contra de esta medida no se hicieron esperar, y hasta el expresidente Fox ya se insertó en la polémica.

Por fortuna, estoy muy familiarizada con este tema pues en mi trabajo de consultoría, he realizado análisis y reportes del sector petrolero, y en mi firma, hemos estudiado a gigantes petroleros como Schlumberger, Halliburton y Royal Dutch Shell.

Pero para empezar a dilucidar este asunto lo más importante es definir qué es el “fracking” o la fracturación hidráulica.

Es una técnica de extracción de gas y petróleo, en la cual, en un área determinada se hacen cientos o miles de pozos y la roca del subsuelo se fractura mediante la inyección de un líquido presurizado.  A este líquido presurizado se le agregan productos químicos para facilitar el proceso de fractura subterránea, que libera el petróleo o el gas de la roca y permite su extracción hacia la superficie.

Todo esto, me imagino, que suena como un proceso bastante razonable. Entonces ¿por qué la controversia con el “fracking”?

Aquí es donde se pone interesante, esta técnica requiere de millones de litros de agua, sí, millones. Y el agua debe ser mezclada con aditivos. Se pueden llegar a utilizar hasta 750 compuestos químicos como aditivos en la fractura hidráulica. Algunos de los químicos utilizados en estos aditivos, son conocidos carcinógenos, ósea que causan cáncer. Esto no lo digo yo, lo dice el Departamento de Conservación Ambiental del Estado de Nueva York. Pueden consultar el reporte aquí: http://www.dec.ny.gov/docs/materials_minerals_pdf/ogdsgeischap5.pdf  

En resumen, la principal preocupación en torno al “fracking” es, por una parte, la utilización de millones de litros de agua, que en muchas regiones del país escasea, y por la otra, la contaminación del aire, suelo y del agua subterránea, ríos y presas del país con químicos tóxicos carcinógenos. Parece ser una preocupación razonable.

Entonces claramente aquí hay dos bandos. Las empresas petroleras junto con los grupos de intereses ligadas a ellas y por otro lado el ciudadano común.

El objetivo de las empresas petroleras y sus colaboradores, es hacer dinero. No es menester de ellos cuidar el agua y nuestra salud. Ellos hacen su labor creando campañas, y porque no decirlo, comprando a periodistas y medios de comunicación, como sus agentes de relaciones públicas, para promover sus intereses. Esto es legítimo en un sistema capitalista. Lo que no es ético es mentir.

Pero nosotros, los ciudadanos también tenemos voz y voto. Probablemente no tengamos los millones de dólares para invertir en campañas de desinformación, como el grupo de cabildeo de las petroleras. Pero tenemos acceso a medios independientes como el diario Neoleonés y a representantes en el gobierno que nos deben de escuchar.

En estos próximos días, veremos la vocifera defensa del “fracking”, de supuestos periodistas y digo supuestos porque realmente venden su pluma al mejor postor, en diversos medios como El Universal, El Economista, El Financiero, Televisa, etc.

También aparecerán figuras públicas como el expresidente Fox, haciendo cabildeo en favor del “fracking”.

Quienes defienden el “fracking”, dejan claro a qué bando pertenecen, ya sea que están en la nómina de los grupos de cabildeo o tienen intereses financieros directos ligados al “fracking”.

La evidencia es definitiva:  el “fracking” es peligroso para la salud humana. Es una técnica sucia, altamente contaminante y potencialmente devastadora en términos ecológicos.

Cualquier persona que opine lo contrario, salvo que sea genuinamente ignorante, está en el bolsillo de los grupos de interés del petróleo.  No hay vuelta de hoja, y esto no puede ser de otra manera.

Se los digo para que se preparen, porque escucharemos una serie de “argumentos” a favor de “fracking” como los siguientes:

  • No hay evidencia que demuestre que el “fracking” es peligroso.

R,. Sí la hay, hay múltiples estudios. Aquí pongo algunos ejemplos:

https://www.nature.com/articles/jes201581

https://www.theatlantic.com/science/archive/2017/12/data-from-11-million-infants-suggests-fracking-harms-human-health/548315/

  • No, no se gasta tanta agua, porque se puede reciclar.

R.- Se gasta muchísima. El agua contaminada por el “fracking” es muy difícil de reciclar.

https://www.nationalgeographic.com/environment/great-energy-challenge/2013/fracking-water-its-just-so-hard-to-clean/

  • Se necesita petróleo y gas para detonar el crecimiento del país.

R.- Estamos de acuerdo que se necesita petróleo, pero tenemos suficientes reservas de petróleo y gas convencional. Se requiere más inversión en exploración y extracción de petróleo y gas convencional. No se necesita poner en riesgo a nuestra salud con el “frácking” para aumentar nuestra producción petrolera.

  • La prohibición del “fracking” pone en riesgo la economía del país.

R.- . El “fracking hoy en día no representa un ingreso para el país. En este momento no hay proyectos activos de gran escala en el país. No se interrumpiría nada relevante.

  • En Estados Unidos sí está permitido el “fracking”.

R.- En Estados Unidos el “fracking” está permitido porque los grupos de cabildeo del petróleo en ese país son muy fuertes. Algunas localidades de Estados Unidos han podido prohibirlo, pero en algunos casos han perdido casos en las cortes. En países con gobiernos más sólidos, como Francia, sí lograron su prohibición. Pero los grupos de interés y cabildeo de las petroleras siempre buscarán revertir esas prohibiciones.

Este debate es como el del tabaco. Hoy en día nadie negaría que fumar causa cáncer. Bueno, en los 40’s los científicos ya tenían plenamente identificado eso, pero los grupos de interés de la industria del tabaco crearon campañas de desinformación y cabildeo gubernamental, para evitar cualquier tipo de regulación. Y fueron efectivos por 50 años. Llegaron a tal grado de hacer su propio instituto del tabaco, para hacer “investigación” y pagar a pseudocientíficos que publicaran estudios afirmando que fumar era seguro y que no había ningún riesgo para la salud.

Parece risible, pero fue cierto. Esos delincuentes se salieron con la suya, y millones de personas murieron por su criminalidad. Hoy en día se repite el fenómeno. El “fracking” es el nuevo tabaco. Veremos si se vuelve a repetir la historia.

Share Article:

Articulistas Invitados

Edit Template

Publicaciones recientes

  • All Post
  • Columnistas Invitados
  • Cultura
  • Información
  • Internacional
  • Literaria
  • Local
  • Política
  • Varios

Redes sociales

© 2023 Neoleonés