¿Por qué usamos lazos de color para indicar nuestra solidaridad?

Desde los tiempos más remotos, todas las culturas han buscado formas de mostrar rasgos o situaciones propias de un grupo o persona.

Mucho antes de que existieran los estados de Facebook (suena a broma, pero es cierto) en muchas etnias de México se han usado las formas de los moños o su color, para indicar si una mujer es soltera, casada o viuda.

lazo
Ya sea real, impreso o electrónico, el lazo tiene valor simbólico

En Europa, el colocarse un pañuelo, originalmente rojo, fue parte de un atuendo militar usado por los soldados prusianos para distinguirse de otros ejércitos que usaban un uniforme semejante, y que, según algunos estudiosos, podría ser uno de los orígenes de la corbata.

Durante el sigo XIX y principios del XX, los hombres amarraban un lazo negro, generalmente en la manga izquierda de su saco, para indicar luto.

Durante los años 70 en los Estados Unidos en la crisis con Irán en la que se tomaron rehenes estadounidenses, las personas usaron atuendos y cintas amarillas para expresar el deseo de liberación de los rehenes. Posteriormente se usó cintas amarillas para dar la bienvenida a los soldados así como a la gente que salía de las cárceles, de ahí el origen de la canción “ata una cinta amarilla al viejo roble”.

Sin embargo, estas expresiones en muchos casos resultan poco prácticas, pero conscientes de su valor simbólico, se buscó alguna manera de expresar el mensaje de adhesión o solidaridad a una causa, de la manera más sencilla posible. Esto surgió a principios de la década de 1990 para crear consciencia de los daños del SIDA. Se pensó en usar un trozo de cinta o listón, de color rojo (en alusión a que es un mal que dispersa en el cuerpo por medio de la sangre) de unos 15 cm de largo, y doblado formado un bucle. Este símbolo fue aceptado por muchos actores que los usaron en la entrega de los premios Tony de 1991, como una muestra de solidaridad por las personas del medio artístico afectadas o que habían muerton por la infección de VIH.

A partir de ese momento, el uso de los lazos se ha extendido, mientras que su tamaño se ha reducido y los materiales se han diversificado. Ya no son sólo cintas, también pines o piezas de plástico con la forma de lazo. El color de cada lazo depende de la causa a la que apoye y del contexto cultural.

El color Amarillo es usado para pedir por la libertad de presos políticos. Es usado actualmente para apoyar la secesión de Cataluña, en España, transmitiendo así una imagen de que la región de Cataluña es prisionera política de la integridad territorial española. También se usa en apoyo de las personas que atienden los suicidios o el síndrome de Down.

El lazo negro indica luto, y es usado tanto a nivel privado, como institucional, cuando fallece algún jefe o directivo. También aparece en las transmisiones televisivas cuando ocurren cataclismos en los que hay víctimas mortales.

Lazo café: Es usado cuando se celebran los días de lucha contra el tabaco. También en solidaridad a las personas afectadas de cáncer intestinal.

El lazo Azul es usado para solidarizarse con las personas que padecen autismo. En España se utilizó para protestar por los atentados y solidarizarse con las víctimas de ETA.

Los moños rojos son usados para la conciencia por el SIDA, así como para la conciencia de los males cardiacos.

El lazo de color verde se refiere a la conciencia ecológica, así como apoyo a las medicinas y tratamientos alternativos.

El blanco expresa el deseo de paz, solidaridad con las víctimas del terrorismo y apoyo al derecho a la vida. En contextos culturales asiáticos, como en China, este color puede indicar luto.

Los moños rosas cuando se trata de la conciencia sobre el cáncer de mama y el cáncer infantil.

Incluso aquí en México se extiende cada vez más el usar un lazo tricolor durante las fiestas patrias.

¿Y usted ha usado un lazo alguna vez?