Recortes en ciencia y tecnología, la opción que ha tomado México

México tiene destacados científicos en todas las áreas; en este ámbito las universidades y los centros de investigación han hecho un aporte al conocimiento científico-tecnológico fundamental. Pero muchos entendidos han manifestando por las redes sociales que “falta camino por recorrer”.

Cada vez más los científicos, se quejan de las autoridades por la indiferencia hacia la ciencia y la falta de apoyo, sin tener en cuenta que son la base para un crecimiento económico que en última instancia repercute en bienestar social y calidad de vida.

Los gobiernos deben tener claro estos aspectos y promover el desarrollo de todas las áreas de la manera más igualitariamente posible. Si investigamos sobre aspecto de la salud tales como la obesidad y como combatirla o aspectos relacionados con el suelo, para saber donde no se debe construir por riesgo de inundación o derrumbe, es claro que la calidad de vida mejora.

La ciencia es la mayor obra de la historia de la humanidad y nos ha permitido progresar. El método científico propone hipótesis, hace experimentos, y a partir de aquí establecer una teoría.

Un ejemplo lo tenemos en Cristóbal García que desarrolló un acelerador de partículas a los 17 años. Yair Piña se convirtió a los 20 en el investigador más joven que ha reclutado la NASA. Olga Medrano llamada Lady Matemáticas, de 17, incendió las redes sociales al ganar en Rumanía la olimpiada europea femenina de matemáticas.

El talento sobra en México, pero los recortes a la ciencia y tecnología son catastróficos. Sus científicos son únicos en el mundo. Pero el país tiene falta de recursos en ciencia, tecnología e innovación.

La realidad es que no hay fondos suficientes para la investigación; no hay inversión suficiente por parte de las empresas y no hay nuevas plazas en la academia ni buenas oportunidades fuera de las mismas.