Señales inequívocas de que tienes estrés

Muchas personas no pueden realizar sus actividades diarias de manera cómoda debido al estrés y lo peor de todo es que ni siquiera son conscientes de ello.

Hay señales inequívocas que nos indican que estamos estresados, existen muchas maneras de detectar el estrés; el cuerpo nos avisa y como siempre solemos ignorarlo. En este artículo vamos a darte señales de tránsito con las que puedas detectar el estrés y frenarlo a tiempo. Esto no solo es interesante para ti sino para detectar si un miembro de tu familia esta pasando por este tipo de situación desagradable.

La enfermedad continua

El estrés baja tus defensas hasta tal punto que debilita tu sistema inmunológico, haciéndote más vulnerable a la enfermedad. Cuando sentimos debilidad muy continua puede ser una alerta que te indique niveles de estrés bastante elevados.

Alerta de insomnio

No puedes dormir por la noche y sientes intranquilidad. Existe una relación clara entre el estrés y la dificultad para dormir. Esto va acompañado de ciertos síntomas clave donde el recurrir a los somníferos no soluciona el problema. En algunos casos la falta de sueño se combina con acumulación de pensamientos que orbitan en nuestra mente.

Dolores de cabeza

Una cosa es puntualmente, todos hemos experimentado dolores de cabeza. Pero ya diferente es ese dolor de cabeza por tensión más constante y persistente.

Dolor muscular

Dolores musculares sin realizar ejercicio es un síntoma muy común del estrés. Esto sucede porque altera tus niveles de adrenalina y hormonas provocando el impacto en músculos y nervios.

Un clásico es tensión en espalda, cuello, hombros e inclusive ciertas contracturas en la frente lo que indica mucha tensión nerviosa.

Si padeces algunos de los síntomas que hemos escrito en el artículo, no te preocupes, todo tiene solución. Busca técnicas, remedios naturales que te ayuden a relajarte, música clásica que te active el emocional positivamente. El deporte ayuda mucho a combatir los niveles de estrés y si te encuentras muy desbordado no dudes en consultar a tu médico de cabecera.