Trump se echa encima al G-7

En una reunión previa a la cumbre del grupo de los 7, formada por Francia, Alemania, Canadá, Japón, Reino Unido, Italia, además de los Estados Unidos, los otros seis miembros han transmitido al representante estadounidense su preocupación y rechazo a la política arancelaria que impuso al aluminio y al acero.

reunión del G7
Los otros 6 miembros del G-7 no están de acuerdo con Trump

Previo a la cumbre del grupo, que se realizará en Quebec, los días 8 y 9 de junio, sus representantes comerciales se han reunido tres días esta semana para una discusión previa de asuntos relacionados.

En esta reunión los representantes de las otras seis potencias económicas, manifestaron al representante comercial de los Estados Unidos su enojo por las medidas arancelarias impuestas al aluminio y al acero.

Le indicaron que estas medidas proteccionistas perjudican el libre comercio entre los países involucrados, por lo que le transmiten un mensaje de “Pesar y decepción” por esas medidas económicas.

También le manifestaron a Steven Mnuchin, Secretario del Tesoro de los Estados Unidos, que esas acciones no son propicias para las economías del grupo, sino que son destructivas para, por lo menos, las economías de los otros seis países del grupo, fuera de los Estados Unidos.

Los representantes económicos le dijeron al gobierno de los Estados Unidos que están perdiendo el liderazgo en la economía global, con lo que benefician a otras economías y bloques económicos, principalmente a China.

Preocupaciones que fueron enviadas en un mensaje dirigido a Donald Trump, a través de su representante Mnuchin.

El Secretario del Tesoro de los Estados Unidos manifestó a sus homólogos que las medidas tomadas son para “equilibrar nuestras relaciones comerciales”, ya que Norteamérica compra productos foráneos con tasa cero, mientras que otros países compran productos estadounidenses a los que imponen aranceles del 25 o hasta del 100%, lo que su gobierno considera que no son condiciones justas, ni de libre comercio.

También les dijo que Estados Unidos no está perdiendo liderazgo en la economía global, “sino todo lo contrario”; y que estas medidas no son para beneficiar a otras economías.

El Ministro de Finanzas de Francia manifestó que son los Estados Unidos quienes deben tomar las medidas necesarias para evitar una guerra comercial contra sus aliados comerciales, y reducir las tensiones. En todo caso, la Unión Europea está preparada para imponer las medidas económicas recíprocas en respuesta a los aranceles.

De no cambiar los Estados Unidos su postura en relación a este espinoso tema económico, se espera que estos días 8 y 9 de junio se de una reunión del G-7 en un ambiente tenso y difícil.