Vídeo: Aparece sumidero gigantesco en la isla norte de Nueva Zelanda

Un tremendo agujero bajo nuestros pies es lo último que quieres descubrir, y mucho menos uno de largo como dos campos de fútbol y seis pisos de profundidad.

Un sumidero gigante de unos 200 metros de largo y hasta 31 metros de ancho se abrió en el suelo de la Isla Norte de Nueva Zelanda. El socavón, que coincide con una falla geológica, apareció después de fuertes lluvias en el área.

Los científicos estudian las capas que dejan ver como un libro abierto evidencias del pasado terrestre. La zona incluye un depósito volcánico de 60,000 años de antigüedad. Los sumideros son depresiones que se forman poco a poco en el suelo cuando el agua erosiona una capa subyacente de roca o tierra.

Un granjero de la ciudad de Rotorua en Nueva Zelanda, encontró un pozo de este tipo el 30 de abril, luego de fuertes lluvias en la zona que duraron todo el fin de semana. Los científicos consideran el hallazgo impresionante, el sumidero de Nueva Zelanda es espectacular, una ventada al pasado.

El vulcanólogo Brad Scott aseguraba a los medios de comunicación que es el sumidero más grande que ha visto. “El más grande que he visto antes de esto sería aproximadamente un tercio del tamaño de esto, así que esto es realmente grande”, dijo Scott a ABC.

El sumidero se sitúa en un cráter de un antiguo volcán que se extinguió hace millones de años.

¿Por qué se forman estos agujeros en la tierra?

Los sumideros se forman cuando el agua se va acumulando bajo tierra sin ningún tipo de drenaje externo. Esa misma agua erosiona el lecho de roca y va formando una caverna. El techo de la caverna con el tiempo colapsa. Las lluvias intensas de estos últimos días provocaron la caída del techo, “la paja que quiebra el lomo del camello”, por así decirlo.

Las fuertes lluvias aceleraron el proceso de formación de la oquedad, bautizada como “Gran Cañón de Rotorua”.

Imágenes cortesía de National Geographic