Woodstock no ocurrió en Woodstock

– ¿Tommy?
– ¿Sí?
– Habla Wendy…
– Sí… qué hay…
– Habló un tipo, un granjero de las afueras de Nueva York, dice que quieren que toques con la banda… es un criador de puercos y la tocada sería en el campo.
– ¿Para cuándo…?
-El 17… Oye, pero también me dijo que no le están pagando a todas las bandas.
– Pffff… Dile que no…

—-

“Dos días después de que arrancó Woodstock nos dimos cuenta de lo que nos habíamos perdido. Ya era tarde”, dijo Tommy James, de aquel rechazo a participar.
Originalmente el concierto de Woodstock, iba a celebrarse en Woodstock, en el condado de Ulster, en Nueva York; pero debido a que los residentes de la zona se opusieron, se celebró en una granja de 240 hectáreas en el poblado de Bethel, en el condado de Sullivan, a 64 kilómetros al suroeste de Woodstock.

Tommy James & The Shondells no pudieron estar en la fiesta, como otros grandes de aquella época: Los Beatles, Bob Dylan, Rolling Stones o Jim Morrison y sus Doors, que también se lo perdieron.
Los Beatles pusieron como condición que también tocara la Plastic Ono Band, de Yoko Ono, esposa de Lennon, a lo cual se negaron los organizadores.

Los de Liverpool tenían tres años de no hacer conciertos y estaban al borde de la separación.
Jim Morrison aunque quisiera, no habría podido participar pues se encontraba en medio de un proceso de investigación por los disturbios ocurridos en un concierto anterior en Miami.

Además el tecladista de Las Puertas, Ray Manzarek había aceptado, porque pensó que sería en el Central Park de NY, luego solo se “desinvitó” cuando supo que sería en el campo, lejos de la ciudad.

Led Zepellin prefirió firmar una gira de verano por el país y ese mismo fin de semana tocó en Nueva Jersey.
Muchas bandas ya reconocidas, y muchas más que arrancaban su carrera estuvieron en ese festival que quedó para la historia de la música y el rock. Nunca más ha ocurrido uno como ése.

Jimmy Hendrix fue uno de los consagrados que estuvo ahí y muchos otros como Janis Joplin.
También estuvieron Joe Cocker, Joan Baez, los hermanos John y Edgar Winter, y bandas como Jefferson Airplane, Credence CR, The Who, Carlos Santana, el maestro Ravi Shankar, Crosby, Still, Nash & Young, Canned Heat, Grateful Dead, Sly & Family Stone… entre muchos otros.
Carlos Santana cuenta que habían sido programados para la noche del sábado, pero alguien no llegó a tiempo y tuvieron que salir al escenario mucho más temprano.

Como pensaban que irían hasta en la noche, se habían metido unos churros de mota y al llamarlos antes, tuvieron que subir perfectamente volando entre nubes para deleitar a los espectadores con el estruendo y la magia de cada acorde de esa guitarra con la que el del Autlán, Jalisco transportaba a la gloria a los oyentes.

Caminos del Mal, Sacrificio del Alma y Jingo, fueron tres de los siete u ocho temas que dejó caer Carlitos sobre la raza que estaba en igualdad de condiciones que los de la banda. Volando todos.

Poco tiempo después, Santana y su banda se apersonaron en un cine de Los Ángeles. Pagaron su boleto como cualquier hijo de vecina para ver una película: el documental del festival.
“Cuando nos vimos en la pantalla, nos sorprendimos… queríamos pararnos arriba de las butacas para gritar: ¡¡Eeeeh, esos somos nosotros!….. esos que están ahí cantando somos nosotros!!”…
…..

Al festival estaba proyectado que asistieran unas 50 mil personas. Acudieron cerca de 500 mil.
El músico mejor pagado de todos para estar en ese evento fue Jimmy Hendrix; le pagaron 18 mil dólares.
Carlos Santana y toda su banda recibieron solo 700 dólares.

Luego de Woodstock logró vender discos por millones y ese mismo 1969, colocar su primer álbum en el cuarto sitio del American Top 40, ser ubicado por Rolling Stone entre los mejores 20 guitarristas del mundo…y cobrar un poquito más por sus presentaciones.
Un poco más que aquellos 700 dólares…

Reynaldo Márquez